Posts Tagged ‘Riesgos’

Conoce cuáles son las coberturas del seguro de auto

No cabe duda que la protección de un seguro de auto es una gran aliada que te ayuda a cuidar mejor tu patrimonio. Pero ¿sabías que este seguro te puede proteger de diferentes maneras y en diferentes circunstancias? Conoce cuáles son las coberturas del seguro de auto y cómo te amparan.

Las coberturas del seguro de auto: niveles de protección

Razones para contratar un seguro de auto hay más de una. De hecho, puedes consultarlas en nuestra entrada:

En esta ocasión no queremos hablarte del por qué contratar un seguro de auto, sino de cuál. Y para eso necesitas conocer las coberturas que, en términos generales, encuentras disponibles entre las aseguradoras mexicanas.

Tu mejor opción de cobertura siempre será la que te brinde la protección que necesitas y que se encuentre al alcance de tu bolsillo.

Por fortuna, tienes para elegir 3 niveles de protección, es decir, 3 coberturas. Y, como en los videojuegos, si subes de nivel suben los beneficios también.

Básica o de responsabilidad civil

También conocido como “seguro de daños a terceros”, este tipo de seguro está diseñado para cubrir, como su nombre lo indica, la responsabilidad civil cuando sufres un percance a bordo de tu automóvil y surgen afectaciones a terceros.

Esto quiere decir que cubre los daños potenciales a terceras personas, daños en sus bienes, lesiones corporales e incluso fallecimiento. En este último caso, repara el daño a los deudos según lo que determine la ley.

Opcionalmente, según tu póliza, podría ofrecerte de manera adicional protección legal, cubrir los gastos médicos de quienes iban a bordo contigo al momento del percance, asistencia vial y asistencia de viajes.

Limitada

En esta cobertura el nivel de protección sube de manera importante, ya que esta cobertura te va a proteger, además de responsabilidad civil, el pago por el robo de tu vehículo.

Igualmente, la aseguradora podría o no ofrecerte, a manera de extensión de la cobertura, protección legal, cubrir los gastos médicos de quienes iban a bordo contigo al momento del percance, asistencia vial y asistencia de viajes; sin embargo, no siempre es el caso.

Amplia

Aquí estamos hablando del rey de las coberturas de seguro de auto y es el seguro al que deberías estar apostando, ya que se trata de la protección máxima de tu vehículo.

¿Qué incluye el seguro de cobertura amplia? Además de responsabilidad civil y robo, a esta cobertura se le suma el pago de los gastos por daños materiales que tu auto pudiera sufrir a causa de un incidente.

Además, este sí incluye protección legal, la cobertura de los gastos médicos de quienes iban a bordo contigo al momento del percance, así como asistencia vial y asistencia de viajes.

En algunos casos la aseguradora podría ofrecerte el beneficio de un auto sustituto en caso de siniestro, para que así tú no quedes sin auto durante el tiempo en que recuperas el tuyo.

Tabla comparativa de coberturas del seguro de auto

Tabla comparativa de coberturas del seguro de auto

¿Cuál de estas coberturas es la ideal para ti? No olvides que antes de contratar, es una estupenda idea comparar los diferentes seguros para tomar la mejor decisión. Contacta con un agente de seguros, o los que necesites, en el siguiente enlace: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 Con tu seguro de auto, seguro sí eliges la mejor protección para tu patrimonio.

 

Tips para contratar tu seguro de casa habitación

Contar con la protección de un seguro de casa habitación no solo resulta muy beneficioso como instrumento de prevención, también resulta muy útil por toda la variedad de coberturas que puedes disfrutar.

Pero a veces necesitas una pequeña ayuda para elegirlo. Con estos tips para contratar tu seguro de casa habitación te pondremos más cerca de encontrar la protección ideal para tu patrimonio.

El seguro es un contrato

La primera cosa que debes tener en cuenta antes de adquirir un seguro es que se trata de un contrato legalmente establecido en el que tanto a la aseguradora como al asegurado se comprometen al cumplimiento de ciertas acciones y condiciones.

Esto es importante mencionarlo porque debes tener claro que estarás firmando un contrato; ello debería motivarte a conocer y entender bien todos los detalles del documento por el servicio de protección que estás adquiriendo.

Así como no le firmarías un cheque en blanco a un desconocido, es recomendable contratar un seguro y conocer cómo te va a amparar en caso de necesidad, así como las obligaciones de pago a las que estarás sujeto.

Lo que nos lleva al siguiente tip para contratar tu seguro de casa habitación: conoce a fondo el seguro que vas a contratar. Pero… ¿exactamente qué debes conocer?

La información es poder

Investigar un poco antes de contratar tu seguro de casa habitación te permitirá familiarizarte con la terminología que vas a encontrar, para así poder comprender mejor el contenido de la póliza y las coberturas.

Otra excelente guía es, sin duda, la de los agentes de seguros, quienes con gusto te brindarán la asesoría personalizada que necesitas, incluso ya con cotizaciones.

Condusef recomienda que pongas atención en los siguientes conceptos de todo contrato de seguro:

  • Precio del seguro (prima)
  • Daños que puede pagarte la aseguradora
  • Lo que no te cubre el seguro
  • Suma asegurada
  • Qué eventos obligan a la aseguradora a hacerse cargo de las consecuencias económicas hasta alcanzar el límite de la suma asegurada
  • Deducible, es decir, porción de los gastos que el asegurado paga de su bolsillo
  • Coberturas adicionales, esto es, qué otros riesgos podrían estar cubiertos

¿Ya estás listo para contratar tu seguro de casa habitación?

Cuando cotices tu próximo seguro de casa habitación lleva preparada la siguiente información:

  • Si es una vivienda rentada o propia
  • El domicilio
  • Tipo de vivienda (casa o departamento)
  • Tipo de construcción y acabados
  • Valor aproximado
  • Número de pisos
  • Si es de uso habitacional regular o es casa de descanso

Si ya hiciste tu investigación, comparaste y sabes exactamente qué seguro de casa habitación necesitas, no te apresures todavía en contratar. Pon atención a estas recomendaciones:

  • Declara el valor real de tu vivienda.
  • Analiza el nivel de riesgo de la zona donde se ubica el domicilio.
  • Escribe un inventario, es decir, una lista de todos los objetos al interior de tu hogar y calcula su valor, aunque no tengas las facturas.
  • Guarda todas las facturas de los objetos que vas a tener dentro de casa, no solo de los más caros o aquellos que te dan beneficios fiscales.
  • Considera respaldar tu inventario con fotografías por si algo llegara a pasar, para facilitarte futuras indemnizaciones.

¡Ahora ya estás listo para visitar a tu agente de seguros y poner tu firma en el contrato! No olvides tomar nota de todos los detalles de la póliza que te ofrece y despejar todas tus dudas en el momento.

Recuerda siempre comparar. Cuentas con muchas opciones de seguro de casa habitación que puedes consultar las 24 horas de los 365 días del año en: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

Cómo proteger tu auto en temporada de lluvias

Cuando hablamos de fuertes lluvias y los siniestros que pueden llegar a provocar, a menudo pensamos solo en las afectaciones a los inmuebles y la infraestructura pública. Pero los automóviles también son una parte de nuestro patrimonio que puede ser severamente dañado por este y otros fenómenos hidrometeorológicos. Aquí te decimos cómo proteger tu auto ante las lluvias con el amparo de un seguro.

Al momento de protegerte, un seguro de automóvil con cobertura de daños a terceros no es suficiente, ya que los riesgos meteorológicos no están incluidos. ¿Sabes cuál es el que debes contratar? Averígualo en las siguientes líneas.

El peligro alrededor

Huracanes, inundaciones, granizo y hasta socavones son los principales riesgos hidrometeorológicos que ponen en peligro la integridad de tu automóvil.

Los encharcamientos, anegaciones y desbordamientos de agua pueden arrastrar tu vehículo e impactarlo con otros coches y estructuras, sin olvidar que cuando el agua ingresa en el sistema eléctrico y mecánico del vehículo los daños son irreversibles. El contacto del agua con el motor puede ser catastrófico para tu coche.

Y a eso súmale riesgos por daño indirecto, como la caída de árboles y otras estructuras que pueden colapsar como consecuencia del peso del granizo y el agua, así como por los fuertes vientos.

Muchas veces estos daños son irreparables, por lo que pueden representar la pérdida total de tu auto. Y aún cuando se pueden reparar implican grandes gastos.

La lluvia: enemiga al volante

Pero además de los riesgos antes mencionados, el principal peligro de las fuertes lluvias y precipitaciones de granizo son los accidentes al volante, los cuales incrementan en épocas de lluvia intensa un 10% y hasta en 35% en carreteras y ciudades.

Los accidentes viales aumentan con las lluvias por muchas razones. Una de ellas es la disminución de la visibilidad por parte de los conductores en calles y carreteras, pero el mayor riesgo al volante durante una lluvia es la pérdida de adherencia de las llantas en pavimento mojado.

Según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), un auto a 60 Km/h puede perder adherencia en sus neumáticos hasta en 20% durante una lluvia, mientras que en asfalto mojado con 1.5 mm de elevación de agua puede perder hasta el 50% de adherencia. A 100 Km/h la adherencia se pierde casi completamente, llegando a 90%, lo cual significa prácticamente perder el control del auto.

Por supuesto, en estos casos la recomendación es abstenerte de manejar tu coche, y si ya estás manejando y te sorprende una fuerte lluvia, detener tu marcha y orillarte en un punto seguro si te es posible.

Con frecuencia, en estos casos los daños son más que materiales y desafortunadamente se pone en riesgo la integridad física y la vida de personas.

Proteger tu auto con un seguro

Si como conductor un accidente vial es un golpe para tu bolsillo, piensa lo frustrante que debe de ser que tu auto –ese patrimonio que tanto esfuerzo, tiempo y trabajo te costó– termine arruinado por la lluvia, por el solo hecho de que estuvo estacionado fuera de tu domicilio y lo impensable sucedió.

En México el seguro de automóvil es obligatorio solo para la cobertura de daños a terceros y si transitas por caminos y puentes federales (aunque en algunos estados es obligatorio dondequiera que transiten).

Pero, como acabamos de ver, hay riesgos hidrometeorológicos que son inevitables. Y ante la fuerza de la naturaleza, lo mejor es prevenirse con un seguro que sí cubra esos daños. Por eso, anticípate con un seguro de cobertura amplia que te ampare ante daños provocados a bienes y personas y cubra los gastos médicos de los ocupantes, así como robo total y daños materiales del auto.

¿Y tú qué seguro de auto tienes? ¿Con ese te sientes que puedes proteger tu auto ante lo impensable? Si ya cuentas con un seguro de cobertura de daños a terceros o limitada, contacta a tu agente y pregúntale cómo puedes incrementar la cobertura para recibir los beneficios de la amplia.

Si aún no tienes, ¡no esperes un día más para protegerlo! El peligro no avisa.

 

Interior de auto dañado por una inundación

¿Qué cubre el seguro de bicicleta?

Contar con un seguro hoy en día no es un lujo, es una necesidad. Y la muestra más clara la tenemos en que incluso en las cosas aparentemente más pequeñas y cotidianas –como usar la bicicleta– hay un seguro dispuesto a respaldarnos. Si creías que el seguro de bicicleta solo cubre lo que le pueda pasar, te va a sorprender cómo se ha ampliado este producto de protección para atender todas las necesidades.

¿Por qué existe este seguro?

La bicicleta se ha vuelto muy popular en los últimos años y cada vez más gente la usa no solo en actividades recreativas, también como una alternativa de transporte gracias a su conveniencia, agilidad y, en muchos casos, porque no implica los gastos de mantenimiento de un vehículo motorizado, como puede ser una motocicleta o un automóvil.

Según datos del INEGI, tan solo en la Ciudad de México 20% de los hogares cuenta con al menos una bicicleta que usan como medio de transporte, es decir, 550 mil capitalinos (poco más de medio millón).

Si suponemos que cada una de estas familias hace al menos dos viajes al día (uno de ida y uno de regreso), estaríamos hablando de más de 1 millón de viajes en bicicleta diarios en la capital del país. Un millón de probabilidades diarias de riesgo, tan solo en la CDMX. Como ves, esta creciente demanda ha incrementado  la cantidad de situaciones de exposición al riesgo.

Hay que entender claramente una cosa: con una bici no solo corres el riesgo de que te la roben o te la desmantelen en algún poste  (o también dentro de tu propio domicilio), tú mismo estás expuesto a un percance vial cuando viajas en ella. Incluso piensa que, como ocurre con un auto o una moto, con una bicicleta también puedes poner en riesgo a terceros.

De ahí surge la necesidad de ofrecer y contratar un seguro de bicicleta. La buena noticia es que este tipo de seguro ya lleva algunos años ofreciéndose en nuestro país, lo que ha permitido a las aseguradoras ir afinándolo para atender y cubrir más satisfactoriamente las necesidades de este sector.

¿Qué cubre el seguro de bicicleta?

Como ocurre con la mayoría de los seguros, no existe un solo producto ni una sola aseguradora que lo ofrezca, sin embargo, la mayoría los pone a precios muy accesibles. Las pólizas pueden variar de una a otra, pero aquí recogemos las coberturas más comunes que vas a encontrar:

  • Robo de bicicleta
  • Daños por transportación
  • Responsabilidad civil por daños a terceros
  • Gastos médicos
  • Pérdida de órganos o miembros
  • Muerte accidental
  • Asistencia mecánica
  • Asistencia médica
  • Asistencia legal

En algunas ocasiones las coberturas están condicionadas al uso que declares que le das a tu bicicleta, pues a partir de éste se determina el nivel de riesgo. No es lo mismo cubrir la actividad de alto desempeño de un ciclista deportivo que la de una persona que usa su bicicleta para salir a pasear los fines de semana, por mencionar un par de ejemplos.

Te aconsejamos que compares todas las opciones de coberturas que las diferentes aseguradoras ofrecen. Para ello, ponte en contacto con uno o varios agentes de seguros para recibir la asesoría que necesitas para encontrar tu seguro de bicicleta ideal.

Y recuerda, con tu seguro, seguro sí viajas más tranquilo en dos ruedas.

 

Chica en una bicicleta llamando a su seguro

Seguro para pymes: ¿por qué contratarlo para tu empresa?

Construir y echar a andar una pequeña o mediana empresa es el sueño hecho realidad de muchas personas. No es fácil, cuesta mucho esfuerzo, capital y demanda grandes sacrificios. Por eso, proteger esa enorme inversión de dinero, tiempo y trabajo es primordial para mantener a flote el sueño. Es aquí donde entran el seguro para pymes y empresas. Si aún no sabes cómo funcionan, qué opciones existen y, sobre todo, por qué debes contratarlos, no te despegues, pues en las siguientes líneas te lo vamos a explicar.

Transferir el riesgo a otros: tu mejor estrategia

Cualquier empresa está expuesta a riesgos. Desde no poder continuar por falta de dinero, hasta sufrir daños en sus instalaciones por culpa de una catástrofe; sin olvidar los riesgos cibernéticos –un problema creciente en México– y el peligro físico al que se exponen los empleados, por mencionar solo algunos.

Pero ¿qué pasaría si pudieras tener un “socio estratégico” que te permitiera absorber los costos monetarios de esos riesgos para que tú no te preocupes por salir adelante en caso de que algo suceda? La buena noticia es que existen empresas que se encargan de hacerlo y te garantizan la indemnización parcial o total del daño provocado por ciertos eventos extraordinarios o que pueden ocurrir en el día a día: las aseguradoras.

Al contratar un seguro para pymes o o empresas, pagas solo una prima de manera periódica por el paquete de beneficios que cubra la póliza en caso de que suceda un evento estipulado en las cláusulas. El pago de esta prima es considerablemente mucho menor que si tuvieras que solventar todos los gastos derivados de un evento adverso.

Seguros para pymes y empresas más comunes

Contratar seguros no es exclusivo de las grandes compañías; la oferta es tan diversa y personalizable, que muchas pymes acuden a ellos. Y si hay algo que nos ha enseñado la pandemia es lo impredecible que pueden volverse las cosas, por lo que cualquier emprendedor o dueño de negocio debería contemplar al menos un seguro dentro de su planeación y presupuestos.

Entre el extenso portafolio que actualmente se ofrece a las personas morales o empresas en México, estos son los más comunes:

  • Seguro empresarial. Protege a tu empresa ante cualquier riesgo derivado de su actividad empresarial. Dependiendo de la cobertura, puede incluir desde protección de daños a las instalaciones hasta responsabilidad civil por daños a terceros y pagos en caso de cese de la actividad comercial por causas estipuladas en la póliza.
  • Seguro para autos y flotillas. Brinda protección para toda tu plantilla vehicular. La cobertura puede incluir desde responsabilidad civil o incluso robo de unidades o pérdidas por siniestros.
  • Seguro de accidentes y/o enfermedades para empleados. Te evita problemas de costosas demandas legales si alguno de tus empleados tiene un percance durante horas de trabajo.
  • Seguro de vida para empleados. Por lo regular, se otorgan como prestación adicional. Algunas aseguradoras ofrecen esta cobertura con descuento a la nómina, lo que resulta más barato para ellos que si lo contratan por fuera.
  • Seguro de hombre clave. Cubre el desbalance económico resultante del fallecimiento o invalidez prematuros de una persona considerada indispensable para la rentabilidad de la empresa.
  • Seguro de crédito o de impagos por terceros. Cubre el desbalance monetario producto del impago de las ventas a crédito de tu empresa o la insolvencia de tus clientes.

Las coberturas varían según la aseguradora, y sus montos máximos se personalizan de acuerdo con el nivel de respaldo que quieres obtener y el estudio de valoración de riesgo que la aseguradora haga de tu empresa.

Cabe resaltar que la póliza de un seguro para pymes y empresas suele tener muchos componentes técnicos, por lo que, antes de contratar, te recomendamos asesorarte muy bien con el apoyo de todo tu equipo, así como la información de tu agente de seguros.

No dudes en dar el siguiente paso en la protección de tu patrimonio empresarial. Con tu seguro, seguro sí creces más rápido.

 

Agente de seguro protegiendo un edificio empresarial

El seguro de casa habitación: protección ante sismos

Los sismos o temblores pueden poner en riesgo casas, edificios, carreteras, postes, etc., lo que puede también resultar en daños físicos a nuestra persona o a nuestra casa. Te invitamos a seguir leyendo para conocer por qué debes contemplar un seguro de casa habitación dentro de tu plan de prevención y cómo te ayuda en caso de daños por un sismo.

La importancia de prevenir

Conocer qué hacer durante y después de un sismo puede reducir nuestras probabilidades de sufrir lesiones o mayores pérdidas materiales. Sin embargo, prevenir siempre será la mejor estrategia para enfrentar este y otros desastres.

Esto quiere decir que mantener la calma durante un sismo y ubicarte en los puntos de reunión en la calle es tan importante como las medidas preventivas que recomienda Protección Civil para salir bien librado:

  1. reubicar o asegurar objetos que puedan caer
  2. conocer los protocolos de seguridad de Protección Civil
  3. localizar previamente las salidas de emergencia
  4. preparar con tu familia una ruta de evacuación
  5. hacer simulacros o participar en los que organiza tu localidad
  6. preparar una mochila de emergencia con botiquín, linterna, radio de pilas, alimento enlatado
  7. contar con una copia de documentos oficiales importantes

Salvaguardar tu vida y la de todos los que te rodean se convierte en la prioridad cuando se trata de un sismo. Pero esto no significa que no puedas anticiparte y proteger tus bienes materiales y tu casa. La realidad es que puedes prepararte y recuperarlos sin que pasen años, gracias al seguro de casa habitación.

Un seguro de casa habitación como medida preventiva

Con un seguro de casa habitación podrás reparar los daños ocasionados por un sismo en el menor tiempo posible, ya que te ayuda a solventar los gastos, y evitar poner en riesgo tu estabilidad financiera.

Su protección puede abarcar desde las instalaciones fijas del inmueble hasta los contenidos de valor dentro de él, como muebles, electrodomésticos, joyas y obras de arte. Y no importa si no eres el propietario del lugar donde vives, pues igual lo puedes contratar si eres inquilino.

Un seguro de casa habitación además te cubre otros desastres, incluyendo: incendios, inundaciones, huracanes, granizadas, nevadas, vandalismo, robo y accidentes en tu casa que afecten a terceros (responsabilidad civil).

Consulta aquí los riesgos hidrometeorológicos que también te puede cubrir.

¿Hoy en día estás preparado financieramente para enfrentar un golpe económico si el día de mañana un sismo provocara daños en tu casa? Si tu respuesta es no, contacta inmediatamente a un agente de seguros para que te brinde la información sobre cómo prevenirte ante un desastre con un seguro de casa habitación.

Y si ya cuentas con uno, revisa tu póliza y asegúrate de que cubra los daños causados por sismos. Pues no debes olvidar que nuestro país se encuentra en una zona de alta actividad sísmica, que estos eventos no avisan y es mejor estar preparado.

Con tu seguro de casa habitación, seguro sí vives más tranquilo.

 

Protege tu patrimonio ante sismos con un seguro de casa habitación

Seguro de Riesgos Profesionales / RC Profesional

Los riesgos en cualquier profesión están a la orden del día. Contar con un Seguro de Riesgos Profesionales, también llamado Responsabilidad Civil Profesional, se vuelve un gran aliado para evitar contratiempos a la hora de desarrollar actividades laborales. Todo profesional debe disponer de una póliza específica que cubra este tipo de situaciones a las que se expone debido a la actividad concreta que desempeña.

Un Seguro de Responsabilidad Civil profesional te protege si eres demandado por un error cometido durante el desarrollo de tu actividad y que haya generado perjuicio económico, personal o material a un tercero.

Te compartimos algunos puntos que cubre este Seguro:

-Pérdida de documentos

-Propiedad intelectual

-Difamación

-Indemnización por daños, perjuicios y daño moral

-Gastos y cobros de defensa

Si buscas desarrollar actividades manteniendo los riesgos profesionales a raya, debes contar con un Seguro que te respalde a ti y a tu empresa.

Para conocer más sobre las coberturas que te ofrece este Seguro, acércate a tu agente.

Recuerda que en cualquier situación #NadaEsSeguroTuSeguroSí