Posts Tagged ‘seguro de daños a terceros’

¿Cómo te protege un seguro de responsabilidad civil para auto?

A partir del 1 de enero de 2019, este seguro es obligatorio para todos los automóviles que transiten en la CDMX vías, caminos y puentes federales. Las multas pueden llegar hasta los 40 salarios mínimos

Cerca del 70% de los autos en México no cuentan con un seguro, cuestión que no solo impacta a la economía del país, sino también al bolsillo de las familias mexicanas, pues en promedio, el costo de una indemnización por muerte va desde los 300 mil hasta los tres millones de pesos, por lo que un seguro puede ser un respaldo para afrontar el gasto inesperado que ocasiona un accidente vehicular.

Debido al bajo nivel de aseguramiento en el país, a partir del primero de enero de 2019 todos los automóviles que transiten por la Ciudad de México, vías, caminos y puentes federales deberán contra con un seguro que garantice el pago de los daños que pudieran ocasionarse a terceros en caso de un accidente vial, pero ¿qué cubre este seguro?

Este seguro cubrirá gastos por:

  • Daños ocasionados a terceras personas y sus bienes
  • Muerte accidental
  • Gastos de hospitalización
  • Atención médica y ambulancias
  • Gastos de entierro de los ocupantes del vehículo asegurado
  • Defensa legal durante el proceso (en caso de ser necesario)
  • Pago de fianzas

¿Dónde puedo adquirir este seguro?

Al momento de adquirir un vehículo la agencia automotriz te ofrecerá una póliza, es importante que sepas que no es obligatorio contratarlo en ese momento, siempre tendrás la opción de consultar con un agente y juntos decidir cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué pasa si no lo adquiero?

Aquellos conductores que no cuenten con este seguro podrán hacerse acreedores a multas que van desde 20 hasta 40 días de Salario Mínimo Vigente en la Ciudad de México, debido a la reciente implementación de la obligatoriedad de este, aquellos que contraten el seguro y presenten la documentación correspondiente, podrán evitar el pago de la multa.

Es importante tener en cuenta que esta cobertura, al ser la más básica, no te protege ante robo total o parcial, ni por daños causados por distintos fenómenos naturales.

No lo tomes a la ligera, date tiempo de consultar a tu agente y  leer todas las cláusulas de tu contrato y recuerda que nada es seguro, tu seguro sí.