Posts Tagged ‘compañías aseguradoras’

¿Cómo funciona el seguro de gastos médicos mayores?

Primero que todo, si llegaste a este artículo buscando ayuda porque en este momento estás en medio de una emergencia médica, te sugerimos comunicarte vía telefónica directamente con el servicio de asistencia de tu seguro; ellos sabrán orientarte, decirte específicamente a dónde acudir y todo el proceso inicial que debes hacer para recibir la atención médica que en este momento necesitas.

Si tu aseguradora es una de nuestras asociadas, aquí encontrarás el número de contacto: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

Ahora bien, si no estás en una emergencia médica, quédate. En las siguientes líneas te brindaremos información que te resultará de utilidad si en algún momento llegas a necesitar que tu seguro de gastos médicos mayores te ampare ante una situación médica. Es mejor prevenir, ¿no crees?

Objetivo del seguro de gastos médicos mayores

No quisimos pasar por alto el entendimiento más básico del seguro de gastos médicos mayores, para que, a partir de ahí, comprendamos cómo funciona.

El seguro de gastos médicos mayores te brinda seguridad financiera cubriendo los gastos de atención médica en caso de ocurrir un imprevisto de salud, como una emergencia médica, un accidente o una enfermedad. No te apoya como seguro para prevenir tu salud.


Para conocer una opción preventiva de salud, te invitamos a leer:


Ahora que sabes que el seguro de gastos médicos es correctivo, no preventivo, lo siguiente que tienes que saber es que es importantísimo conocer sus términos, condiciones, exclusiones, cobertura, extras, si es personal o familiar, periodos de espera… todo lo que hayas contratado. De este modo, sabrás si estás cubierto, o tus familiares, en el momento en que requieras asistencia médica, sobre todo ante una emergencia.

Y recuerda que tienes la posibilidad de ampliar tu cobertura y acomodarla a tus necesidades actuales.


Conoce más sobre las coberturas médicas del seguro en:


Cómo funciona el seguro de gastos médicos mayores

Como ya te anticipábamos unas líneas más arriba, el seguro de gastos médicos mayores te brinda seguridad financiera. Esto quiere decir que la manera como te ampara es pagando los gastos derivados de, vamos a llamarlo, tu evento médico (sea enfermedad, accidente, emergencia, etc.)

Este amparo lo puede hacer garantizándote una suma asegurada limitada o ilimitada. La suma asegurada es la cantidad máxima que va a desembolsar el seguro para pagar cada uno de tus eventos médicos. El seguro cubrirá los gastos hasta donde hayas contratado la suma asegurada (100 millones de pesos, 50 millones… o sin límite).

Ahora bien, tu seguro puede responder de dos maneras: pagando por ti los gastos que surjan de tu evento médico o pagándote a ti posteriormente los gastos que desembolsaste. Normalmente son una combinación de ambos.

Para gastos muy grandes (hospitalizaciones, cirugías, traslados en ambulancia, atención en el extranjero, incluso honorarios médicos) la aseguradora ya tiene convenios con algunos hospitales y clínicas que son parte de su red de socios.

Así que cuando estás teniendo tu evento médico, lo más recomendable es que ya sepas o tengas a la mano la lista de hospitales o clínicas con los que tu aseguradora tiene convenio y a los que puedes acudir sin costo o con costo preferente.

Gastos más pequeños que no resulten en un desembolso muy fuerte y que puedes cubrir tú (medicamentos, algunas consultas médicas de especialidad, estudios de laboratorio, etc.) te los cubre el seguro a posteriori, con la única condición de que puedas comprobarlos. No olvides solicitar factura de todos los gastos que hagas para que se te reembolsen.

Toma en cuenta que parte del contrato o pacto que haces con la aseguradora incluye algo que se llama deducible, una cantidad fija que tienes que pagar tú por cada evento médico que tengas. Y en muchas ocasiones también tienes que pagar el coaseguro, un porcentaje del gasto total que se hizo por cada evento médico que presentes.

En cualquiera de los casos, las cantidades que tienes que pagar son mucho menores que si tuvieras que desembolsar el total de los gastos.

Finalmente, y a manera de colofón, ¿sabes si tu familia está incluida en tu seguro de gastos médicos mayores? Si no, no esperes un día más. Recuerda que los eventos médicos no avisan. Evítate caer en una situación financiera insostenible y garantízale a tu familia la atención médica en caso de necesitarla. Contacta hoy mismo a un agente de seguros y pregunta por las coberturas familiares: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

El seguro de gastos médicos mayores funciona para protegerte a ti y tu familia

Seguro de auto: así funciona

Los mexicanos contratamos seguro de auto por dos razones: porque es obligatorio y conducir sin él te acarrea multas o porque eres consciente del riesgo y los grandes beneficios que trae en tu vida –no solo para tu auto– cuando lo contratas.

Si no estás seguro de saber esto último, sigue leyendo y aquí te contaremos cómo funciona el seguro de auto.

Beneficios del seguro de auto

Cuando compras un automóvil, lo último que deseas es que le pase algo. Pero aunque tu vehículo cuente con el mejor equipamiento en seguridad, el riesgo de accidente nunca es cero. Lo mismo pasa con el robo: puedes adquirir costosos sistemas de videovigilancia y alarmas, pero el riesgo de robo total o parcial sigue latente.

El riesgo no se puede eliminar de nuestras vidas, pero sí podemos tomar decisiones acertadas y que nos permitan seguir adelante sin problemas cuando algo suceda. Y para eso son los seguros.

En ese sentido, un seguro de auto no evitará que le pase algo a tu coche (por ejemplo, que se abra la tierra en un socavón y se lo trague), pero si contratas un seguro antes de que ocurra un evento adverso estarás protegido económicamente después del incidente.

Piensa que cualquier cosa que le suceda a tu coche es un gasto imprevisto y en ocasiones es muy costoso. El seguro que contrates te respaldará con los gastos para que puedas reparar el daño o recuperar tu auto lo más pronto posible. Y así tú no tendrás que volver a adquirir un coche desde cero o correr con la totalidad de los gastos sin ningún apoyo.

Con un seguro de auto no estás solo ante la adversidad y tu vehículo queda protegido. Pero ¿hasta dónde llega esa protección?

Las coberturas

Debes saber que existen diferentes seguros en México. Y aunque varían en precio, lo que realmente los hace diferentes es la cobertura, es decir, qué eventos sí protegen y cuáles otros no.

Cuando tú contratas un seguro de auto lo que estás contratando es un nivel de protección que incluye ciertos eventos y que se garantiza mediante el pago de la suma asegurada que será el dinero que uses para indemnizar el daño.

Por ejemplo, cuando contratas un seguro básico de responsabilidad civil estás protegiéndote en caso de afectar con tu auto a terceras personas, pero no protege tu vehículo en caso de accidente o robo; para eso necesitas subir tu nivel de protección, es decir, contratar otras coberturas que sí te amparen ante otros incidentes.


Para conocer con mayor detalle las coberturas, te recomendamos:


La prima

Este servicio de protección llamado prima lo pagas de manera periódica, ya sea mes con mes, trimestralmente o anualizado, mientras tu póliza siga vigente, y te ampara ante cualquier evento adverso.

Lo ideal es que nunca seas víctima de un incidente y que nunca tengas que recurrir al seguro. Pero como el riesgo está a la vuelta de la esquina, lo mejor es contar con el apoyo económico que te permita solventar los gastos sin romper tu economía personal y familiar.

El deducible

El deducible es un pago que realizas para compartir la responsabilidad –como una forma de repartir el riesgo– cuando ocurre un evento adverso o siniestro.

No todas las coberturas tienen deducible (por ejemplo, por lo general en la cobertura básica de responsabilidad civil), pero cuando sí lo incluyen suele ser una cantidad fija que se calcula proporcionalmente sobre el valor comercial de tu auto y solo se te cobra cuando tienes un siniestro.

Esto permite hacer más accesible el costo del seguro, ya que ese costo se obtiene del valor de la prima y solo se aplica en caso de siniestro. Así el pago de tu seguro, de tu prima, es menor.

Dicho lo anterior, toma en cuenta que a mayor deducible, menor es el costo de tu seguro.

La evaluación de riesgo

El precio del seguro depende principalmente de dos factores: las características del conductor y el tipo de vehículo. Esto tiene que ver directamente con el nivel de riesgo que está asumiendo la aseguradora a la hora de brindar aseguramiento.

En cuanto a las características del conductor, sobre todo tienen peso dos elementos: la edad y el historial del conductor. No es lo mismo una persona joven frente al volante que un adulto mayor; la aseguradora asume mayor riesgo frente a la primera. Lo mismo pasa con el historial de conducción de cada persona, pues cada uno implica un nivel de riesgo diferente.

Y sobre el tipo de auto, el modelo es determinante, ya que un modelo más reciente implica que es un coche más caro, es decir, más costoso de reponer para la aseguradora.


En general, así funciona el seguro de auto. Depende de cada compañía aseguradora qué cobertura puede ofrecerte. Por eso, es recomendable comparar entre diferentes aseguradoras para elegir el que más te conviene. Ponte en contacto con un agente de seguros en: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

seguro de auto

¿Qué es el periodo de gracia y por qué es importante tenerlo en cuenta a principios de año?

Iniciar año significa para muchos de nosotros un periodo de renovación familiar, personal y hasta espiritual. Aprovechamos enero para retomar con más energía, más positivos y optimistas. Pero no debemos olvidar que en muchos casos suele ser el periodo de renovación de nuestras pólizas de seguro.

¿Qué tiene que ver el periodo de gracia con el inicio de año? Para resolver la cuestión, primero debes saber qué es.

El periodo de gracia

El periodo de gracia –también conocido como plazo adicional– es una cortesía que brindan las aseguradoras y un recordatorio amistoso de que tu último pago venció.

Consiste en que tu aseguradora te da un lapso de ciertos días para realizar tu siguiente pago antes de cancelarte el servicio o empezar a cobrarte intereses y otras comisiones y sanciones.

Esto aplica no solo en pólizas cuyo pago es anualizado, también aquellas que se pagan mensual o trimestralmente.

El número de días extra lo estipula cada aseguradora y puede variar. Y aunque no todos los seguros cuentan con periodo de gracia, es más frecuente encontrar esta flexibilidad de pago en seguros para automóviles.

Cabe decir que durante el periodo de gracia sigues cubierto con las garantías y disfrutando beneficios que normalmente te ofrece tu seguro aunque, en sentido estricto, no has hecho tu pago.

También es cierto que lo otorgan las aseguradoras como una manera de compensar cualquier retraso en el servicio o en los trámites administrativos que son completamente imputables a la aseguradora.

El periodo de gracia de pagos domiciliados

Otra manera de disfrutar de un periodo de gracia o plazo extendido en tu pago es cuando tienes domiciliado el pago de tu seguro con cargo a tu tarjeta de crédito o débito y por alguna razón tu pago no pasa.

Normalmente las aseguradoras son entidades financieras muy flexibles y no cancelan inmediatamente tu contrato cuando tu pago domiciliado no pasa. En estos casos, te brindan una modalidad especial de periodo de gracia que consiste en seguir haciendo intentos de cobro.

Incluso en ocasiones, si después de varios reintentos no logran hacer el cobro domiciliado, se ponen en contacto contigo para informarte del problema con tu forma de pago.

Y durante todo este tiempo suelen no cobrarte cargos ni compensaciones. Una cortesía muy útil en estos casos en los que no tienes la culpa directamente.

¿Por qué es importante a principios de año?

El periodo de gracia se vuelve especialmente relevante a finales de un año y principios de otro porque en muchas ocasiones, como ya lo mencionamos, el pago de las primas es anualizado. Esto ocurre con mayor frecuencia en seguros de auto, pero no es exclusivo.

Algunas personas tienen contratados seguros que se renuevan cada año (o cuando vencen), pero no siempre es así. El periodo de gracia funciona como “colchón” para amortiguar unos días el pago en caso de que no sepas o no recuerdes si tu seguro se renueva o no.

Es importante que verifiques con tu aseguradora si tu seguro se renueva automáticamente o tienes que hacerlo manualmente.

Sobre todo, es crucial que sepas si no tienes renovación automática antes de que venza tu periodo de gracia para que logres realizar tu pago a tiempo y puedas disfrutar de las garantías, servicios y beneficios que te brinda tu seguro.

Si bien el periodo de gracia es un pequeño respiro económico –sobre todo en el mes de enero–, lo ideal es llevar finanzas personales y familiares sanas y ordenadas que te permitan realizar tus pagos a tiempo.

No olvides ponerte en contacto con tu aseguradora para preguntar si gozas de periodo de gracia y de cuántos días consiste, así como verificar si tu póliza se renueva automáticamente. Consulta nuestro directorio para obtener su información de contacto: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

El periodo de gracia es un plazo adicional para pagar tu póliza