HogarUncategorized

Tips para contratar tu seguro de casa habitación

noviembre 3, 2021

Contar con la protección de un seguro de casa habitación no solo resulta muy beneficioso como instrumento de prevención, también resulta muy útil por toda la variedad de coberturas que puedes disfrutar.

Pero a veces necesitas una pequeña ayuda para elegirlo. Con estos tips para contratar tu seguro de casa habitación te pondremos más cerca de encontrar la protección ideal para tu patrimonio.

El seguro es un contrato

La primera cosa que debes tener en cuenta antes de adquirir un seguro es que se trata de un contrato legalmente establecido en el que tanto a la aseguradora como al asegurado se comprometen al cumplimiento de ciertas acciones y condiciones.

Esto es importante mencionarlo porque debes tener claro que estarás firmando un contrato; ello debería motivarte a conocer y entender bien todos los detalles del documento por el servicio de protección que estás adquiriendo.

Así como no le firmarías un cheque en blanco a un desconocido, es recomendable contratar un seguro y conocer cómo te va a amparar en caso de necesidad, así como las obligaciones de pago a las que estarás sujeto.

Lo que nos lleva al siguiente tip para contratar tu seguro de casa habitación: conoce a fondo el seguro que vas a contratar. Pero… ¿exactamente qué debes conocer?

La información es poder

Investigar un poco antes de contratar tu seguro de casa habitación te permitirá familiarizarte con la terminología que vas a encontrar, para así poder comprender mejor el contenido de la póliza y las coberturas.

Otra excelente guía es, sin duda, la de los agentes de seguros, quienes con gusto te brindarán la asesoría personalizada que necesitas, incluso ya con cotizaciones.

Condusef recomienda que pongas atención en los siguientes conceptos de todo contrato de seguro:

  • Precio del seguro (prima)
  • Daños que puede pagarte la aseguradora
  • Lo que no te cubre el seguro
  • Suma asegurada
  • Qué eventos obligan a la aseguradora a hacerse cargo de las consecuencias económicas hasta alcanzar el límite de la suma asegurada
  • Deducible, es decir, porción de los gastos que el asegurado paga de su bolsillo
  • Coberturas adicionales, esto es, qué otros riesgos podrían estar cubiertos

¿Ya estás listo para contratar tu seguro de casa habitación?

Cuando cotices tu próximo seguro de casa habitación lleva preparada la siguiente información:

  • Si es una vivienda rentada o propia
  • El domicilio
  • Tipo de vivienda (casa o departamento)
  • Tipo de construcción y acabados
  • Valor aproximado
  • Número de pisos
  • Si es de uso habitacional regular o es casa de descanso

Si ya hiciste tu investigación, comparaste y sabes exactamente qué seguro de casa habitación necesitas, no te apresures todavía en contratar. Pon atención a estas recomendaciones:

  • Declara el valor real de tu vivienda.
  • Analiza el nivel de riesgo de la zona donde se ubica el domicilio.
  • Escribe un inventario, es decir, una lista de todos los objetos al interior de tu hogar y calcula su valor, aunque no tengas las facturas.
  • Guarda todas las facturas de los objetos que vas a tener dentro de casa, no solo de los más caros o aquellos que te dan beneficios fiscales.
  • Considera respaldar tu inventario con fotografías por si algo llegara a pasar, para facilitarte futuras indemnizaciones.

¡Ahora ya estás listo para visitar a tu agente de seguros y poner tu firma en el contrato! No olvides tomar nota de todos los detalles de la póliza que te ofrece y despejar todas tus dudas en el momento.

Recuerda siempre comparar. Cuentas con muchas opciones de seguro de casa habitación que puedes consultar las 24 horas de los 365 días del año en: https://sitio.amis.com.mx/directorio/