Archive for the ‘Blog’ Category

3 poderosas razones para seguir protegiendo a tu familia con un seguro para COVID-19, según los números

Los números no mienten y los contagios de COVID-19 no han terminado. En AMIS sabemos que podemos hacer mucho más para proteger a más familias mexicanas. Por eso, te presentamos las 3 razones para seguir protegiendo a tu familia con un seguro para COVID-19, según los números. Descubre por qué el seguro sigue siendo tu mejor aliado en la protección de quienes más amas.

Los contagios no han terminado

Las cifras de contagio han vuelto a subir en México en este fenómeno oscilante que llamamos “olas de contagios”. La quinta ola en México ha vuelto a mover la aguja en entidades como Baja California Sur, Ciudad de México, Quintana Roo, Sinaloa, Yucatán, Nuevo León, Colima, Campeche, Aguascalientes y Nayarit.

Tan solo del martes 21 de junio al miércoles 22 de junio, la Secretaría de Salud reportó un incremento de más de 10 mil casos en el país, pasando de 69 mil casos activos a 80 mil en 24 horas (recordemos que un caso activo se considera a toda persona positiva que inició con síntomas en los últimos 14 días). También reporta, en el mismo periodo de 24 horas, 29 fallecimientos.

Si bien los números de contagios y decesos no se parecen a los que tuvimos en México en el momento más crítico de la pandemia, los costos por tratar esta enfermedad no han disminuido ni los mexicanos nos hemos vuelto más solventes. Esto quiere decir que si alguien de nuestra familia se contagia podríamos estar pagando 598 mil pesos, en promedio, por internarlo en una clínica u hospital.

Mientras los contagios sigan en esta dinámica de ascensos, el riesgo sigue latente y el seguro sigue siendo tu mejor herramienta de prevención para hacer frente a esta enfermedad, ya que cubrirá los gastos en caso de que alguien en casa resulte contagiado. O incluso si llega a fallecer.

Los seguros no han dejado de proteger, pase lo que pase

Ante la pandemia, el seguro de gastos médicos mayores ha protegido la salud y el patrimonio de más de 49 mil personas aseguradas por más de 26,137 millones de pesos. Es decir, cada caso representa un costo promedio de más de 524 mil pesos.

Sin embargo, cabe destacar que 72% de estos casos superaron este costo promedio, lo que nos está diciendo que hospitalizar a alguien con COVID-19 y brindarle tratamiento médico hasta su recuperación puede costar más de 527 mil pesos, es decir, ¡más de medio millón de pesos.

En todos estos casos, el seguro pagó todos o casi todos los gastos. Muchas familias serían incapaces de pagarlos sin comprometer fuertemente su economía, ya sea endeudándose o vendiendo su patrimonio, como su casa, su auto, etc. (más…)

5 cosas que quizá no sabías que cubre el seguro agrícola

¿Sabes qué es el seguro agrícola? ¿Conoces qué puede cubrir o solo tienes una vaga idea? Aquí te presentamos 5 cosas que quizá no sabías que cubre el seguro agrícola.

¿A quién puede proteger?

La actividad productiva agrícola está expuesta a muchos más riesgos naturales y biológicos que cualquier otra actividad productiva en México, debido en gran medida a la ubicación geográfica.

Es por eso que se hace indispensable el seguro agrícola –también conocido como seguro agropecuario– para que los riesgos no se conviertan en pérdidas para los agricultores.

El seguro agrícola/agropecuario es un mecanismo de protección financiera ante la incertidumbre y el riesgo que presentan los agricultores en el resultado de sus operaciones de producción.

En pocas palabras, si eres agricultor y algún riesgo contemplado en la cobertura de la póliza ocurre, el seguro te apoya con la pérdida o el daño.

Pero hay coberturas que se vuelven muy específicas y hasta muy particulares en los riesgos y daños que cubren. Aquí te presentamos 5 coberturas peculiares que puedes encontrar en los seguros mexicanos de las cuales podrías beneficiarte como agricultor.


Quizá te interese leer:


  1. Ganado

Así es, como lo lees. De hecho, por eso hacíamos la precisión de que ocasionalmente a este seguro se le conoce como seguro agropecuario, porque puede cubrir tanto la explotación agrícola como ganadera.

En México puedes encontrar seguros mixtos o combinados con coberturas propias de un seguro cosecha y de un seguro ganadero y acuícola, protegiendo no solo ante el riesgo de menor producción de cabezas, también incluso cubren los gastos derivados de la recolección y destrucción de cadáveres de animales.

  1. Diversas causas de muerte

Siguiendo con el tema de la protección de tu producción de ganado, los seguros agropecuarios pueden cubrir diversas causas de muerte. Desde accidentes, muerte por atropellamiento y percances viales, hasta enfermedad e incluso muerte repentina durante el periodo de adaptación a su nuevo lugar de reubicación.

  1. Falta de piso

A veces se vuelve imposible cosechar por falta de un piso adecuado. El seguro cubre inconsistencias en el piso que provocan diversos daños en el producto que hacen imposible que sea recolectado para su venta. A esto se le llama “falta de piso”, es decir, una ausencia de las condiciones idóneas en el suelo que hacen posible la maduración correcta del producto agrícola.

A menudo las inconsistencias del suelo ocurren por situaciones climáticas ajenas al sembrador, por lo que el seguro se encarga de pagar por la pérdida.

  1. Condiciones extremas

Cuando pensamos en el peor enemigo de los cultivos, la mayoría pensamos en las sequías extremas producidas por el calor excesivo. Un seguro puede cubrir ese daño y más.

Otro de los grandes enemigos de los cultivos es el exceso de humedad. Y es tan terrible como la sequía: provoca desprendimiento del producto, maduración prematura, pudrición, manchas.

Pero ahí no acaba el tema. Dependiendo de la cobertura que contrates, un seguro puede incluso protegerte ante condiciones climáticas extremas como bajas temperaturas, lluvias, nieve, erupción volcánica o terremoto.

  1. Choque de autos o aviones

Junto con las explosiones, el impacto de vehículos y aeronaves que dañe tu cultivo es uno de los riesgos que nos pareció más increíbles de encontrar. ¿Pero sabes por qué lo cubren algunos seguros en México? Porque sí pasa.

Por cierto, esta cobertura puede incluir el pago de los daños causados durante labores de rescate.

 

Los seguros piensan en todos los riesgos, ¿no crees? Si tu negocio es la producción agrícola o agropecuaria, debes saber que cuentas con un respaldo ante la incertidumbre. Acércate a un agente de seguros para preguntarle qué coberturas puede ofrecerte y elijas el seguro agrícola que más te conviene: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

Mujer agricultora protegiendo su cultivo con un seguro agropecuario

¿Qué es el seguro de embarazo y qué cubre?

Si actualmente estás embarazada, ¡felicidades, futura mamá! Queremos decirte que estás por comenzar una de las etapas más bellas en la vida y que necesitarás toda la ayuda que puedas antes, durante y después del parto. Es aquí donde entra el seguro de maternidad como un gran aliado para esta importante etapa. Pero ¿qué es el seguro de embarazo y qué cubre?

El seguro creado para que disfrutes tu embarazo

El embarazo es una de las etapas más delicadas para la salud. Son tan importantes los cuidados prenatales para la mamá y el bebé, como los cuidados durante y después del parto, pues una buena intervención de los servicios médicos te permitirá reducir los riesgos a futuro.

Todo eso implica contar con buena atención médica y, por supuesto, cubrir todos los gastos. Y si a eso le sumas que durante los meses que dure el embarazo el camino estará lleno de imprevistos, tus finanzas podrían estar en riesgo.

Una buena planeación de gastos para esquivar riesgos es lo ideal. Te vamos a explicar por qué cuando los gastos de tu embarazo están cubiertos por un seguro, tienes el apoyo que necesitas en esta importante etapa de tu vida y los riesgos están cubiertos.

Existen 2 maneras en que un seguro puede ampararte. Toma nota.

Cobertura por maternidad

La cobertura de gastos por embarazo y maternidad no necesariamente los tienes que contratar con un seguro aparte. Si ya cuentas con un seguro de gastos médicos mayores o uno de gastos médicos menores, te sugerimos que revises a detalle la cobertura solo para que estés segura si cubre algunos de los gastos propios de la atención médica del embarazo.


Conoce la diferencia entre un seguro de gastos médicos mayores y seguro de gastos médicos menores aquí:


Si no cuentas con los beneficios que deseas, en tu seguro, puedes solicitar una cobertura adicional por maternidad o embarazo. Así, no tendrías que contratar y administrar una segunda póliza de seguro, sino que los gastos estarán incluidos en los que ya tienes.

Entre los beneficios que puedes obtener están: gastos por atención médica en caso de parto normal o cesárea, aborto no provocado y complicaciones para la madre y el hijo. En ocasiones, la manera como te apoya la cobertura por maternidad es pagando un monto fijo que te ayude a costear los gastos.

Revisa también si ya cumples con la cláusula de periodo de espera, que es un lapso que te exigen algunas aseguradoras que debes cumplir antes de tener una maternidad cubierta. Los tiempos varían en cada uno de los casos. Durante ese periodo no puedes gozar de la cobertura.

Así que considera que para gozar de la cobertura por maternidad debes haber tenido contratado un seguro de gastos médicos meses antes de tu embarazo.

Seguro de embarazo

Esta opción es excelente para ti si no cuentas con seguro social o seguro de gastos médicos privado, o bien, quieres recibir una mejor atención ampliando tus opciones de aseguramiento y con servicios de mayor calidad.

Los seguros de embarazo –también conocidos como seguro de maternidad– pueden ofrecerte una amplia gama de beneficios dentro de su cobertura, entre ellos: consultas de especialidad antes y después del embarazo, asistencia en línea o telefónica, ultrasonidos y otros estudios, laboratorios, traslados de ambulancia, estancia en clínicas de primer nivel, parto o cesárea, reembolsos por gastos de urgencia, así como descuentos o costos preferenciales en otros servicios médicos que no tienen que ver con el embarazo, pero que igualmente son en beneficios de tu salud, etc.

¿Todo esto lo cubre actualmente tu seguro social o tu seguro médico privado? ¿Cuál te conviene más? Eso solo lo puedes responder tú.

Consulta a tu agente de seguro y empieza a comparar. Planea desde la llegada del nuevo integrante de la familia para que venga, como decimos, “con su torta bajo el brazo”. Aquí te dejamos nuestro directorio para que te pongas en contacto con alguno de ellos: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

Opciones hay. Lo ideal es que te tomes a la tarea de comprar las diferentes alternativas y te vayas por el que a ti te conviene.

¿Cómo funciona el seguro de gastos médicos mayores?

Primero que todo, si llegaste a este artículo buscando ayuda porque en este momento estás en medio de una emergencia médica, te sugerimos comunicarte vía telefónica directamente con el servicio de asistencia de tu seguro; ellos sabrán orientarte, decirte específicamente a dónde acudir y todo el proceso inicial que debes hacer para recibir la atención médica que en este momento necesitas.

Si tu aseguradora es una de nuestras asociadas, aquí encontrarás el número de contacto: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

Ahora bien, si no estás en una emergencia médica, quédate. En las siguientes líneas te brindaremos información que te resultará de utilidad si en algún momento llegas a necesitar que tu seguro de gastos médicos mayores te ampare ante una situación médica. Es mejor prevenir, ¿no crees?

Objetivo del seguro de gastos médicos mayores

No quisimos pasar por alto el entendimiento más básico del seguro de gastos médicos mayores, para que, a partir de ahí, comprendamos cómo funciona.

El seguro de gastos médicos mayores te brinda seguridad financiera cubriendo los gastos de atención médica en caso de ocurrir un imprevisto de salud, como una emergencia médica, un accidente o una enfermedad. No te apoya como seguro para prevenir tu salud.


Para conocer una opción preventiva de salud, te invitamos a leer:


Ahora que sabes que el seguro de gastos médicos es correctivo, no preventivo, lo siguiente que tienes que saber es que es importantísimo conocer sus términos, condiciones, exclusiones, cobertura, extras, si es personal o familiar, periodos de espera… todo lo que hayas contratado. De este modo, sabrás si estás cubierto, o tus familiares, en el momento en que requieras asistencia médica, sobre todo ante una emergencia.

Y recuerda que tienes la posibilidad de ampliar tu cobertura y acomodarla a tus necesidades actuales.


Conoce más sobre las coberturas médicas del seguro en:


Cómo funciona el seguro de gastos médicos mayores

Como ya te anticipábamos unas líneas más arriba, el seguro de gastos médicos mayores te brinda seguridad financiera. Esto quiere decir que la manera como te ampara es pagando los gastos derivados de, vamos a llamarlo, tu evento médico (sea enfermedad, accidente, emergencia, etc.)

Este amparo lo puede hacer garantizándote una suma asegurada limitada o ilimitada. La suma asegurada es la cantidad máxima que va a desembolsar el seguro para pagar cada uno de tus eventos médicos. El seguro cubrirá los gastos hasta donde hayas contratado la suma asegurada (100 millones de pesos, 50 millones… o sin límite).

Ahora bien, tu seguro puede responder de dos maneras: pagando por ti los gastos que surjan de tu evento médico o pagándote a ti posteriormente los gastos que desembolsaste. Normalmente son una combinación de ambos.

Para gastos muy grandes (hospitalizaciones, cirugías, traslados en ambulancia, atención en el extranjero, incluso honorarios médicos) la aseguradora ya tiene convenios con algunos hospitales y clínicas que son parte de su red de socios.

Así que cuando estás teniendo tu evento médico, lo más recomendable es que ya sepas o tengas a la mano la lista de hospitales o clínicas con los que tu aseguradora tiene convenio y a los que puedes acudir sin costo o con costo preferente.

Gastos más pequeños que no resulten en un desembolso muy fuerte y que puedes cubrir tú (medicamentos, algunas consultas médicas de especialidad, estudios de laboratorio, etc.) te los cubre el seguro a posteriori, con la única condición de que puedas comprobarlos. No olvides solicitar factura de todos los gastos que hagas para que se te reembolsen.

Toma en cuenta que parte del contrato o pacto que haces con la aseguradora incluye algo que se llama deducible, una cantidad fija que tienes que pagar tú por cada evento médico que tengas. Y en muchas ocasiones también tienes que pagar el coaseguro, un porcentaje del gasto total que se hizo por cada evento médico que presentes.

En cualquiera de los casos, las cantidades que tienes que pagar son mucho menores que si tuvieras que desembolsar el total de los gastos.

Finalmente, y a manera de colofón, ¿sabes si tu familia está incluida en tu seguro de gastos médicos mayores? Si no, no esperes un día más. Recuerda que los eventos médicos no avisan. Evítate caer en una situación financiera insostenible y garantízale a tu familia la atención médica en caso de necesitarla. Contacta hoy mismo a un agente de seguros y pregunta por las coberturas familiares: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

El seguro de gastos médicos mayores funciona para protegerte a ti y tu familia

Seguro de salud o seguro de gastos médicos mayores: ¿qué son y cuál elegir?

Todos queremos tener acceso a la salud, tanto a nivel personal como para nuestros familiares. Pero ¿sabías que, por ley, existen solo dos tipos de seguro médico? De acuerdo con la Ley de Instituciones de Seguros y Finanzas, tus opciones son el seguro de salud (también conocido como seguro de gastos médicos menores) y el seguro de gastos médicos mayores. ¿Cuál elegir? ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son sus ventajas?

Diferencias

La principal diferencia entre ambos seguros es que el seguro de salud es preventivo y el seguro de gastos médicos mayores se usa al presentarse el padecimiento o incidente de salud. Esto tiene diversas implicaciones.  

La primera y más inmediata es que el costo del seguro de salud disminuye en comparación con el de gastos médicos mayores. Pero más allá de costos, están los alcances de cada uno. El seguro de salud brinda apoyo financiero para el monitoreo y prevención de la salud: por ejemplo, el pago de consultas médicas, exámenes clínicos, laboratorios, orientación médica a distancia, incluso terapias y servicios limitados de ambulancia.

El seguro de gastos médicos mayores, en cambio, brinda soporte financiero para la atención médica de un accidente, enfermedad o urgencia médica. Este no busca dar con el diagnóstico, a diferencia del seguro médico, sino que opera a partir de que se cuenta con el diagnóstico de una enfermedad o una situación médica de emergencia para tratarla o atenderla.

En ese sentido, el seguro de salud puede cubrir la atención ambulatoria ante la presencia de síntomas para descubrir lo que lo provoca y dar con el diagnóstico, por lo que puede incluir también tanto consultas de médico general como de algunas especialidades.

El seguro de gastos médicos mayores ampara con otro tipo de gastos (llamados “mayores”) para restablecer la salud después del accidente, urgencia o enfermedad, por lo que puede incluir hospitalizaciones, cirugías, medicamentos, aparatos ortopédicos, tratamientos (incluso tratamientos dentales básicos) y, dependiendo del seguro que se contrate, estos o algunos servicios se pueden solicitar en el extranjero. Lo que resulta muy útil para las personas que viajan con frecuencia.

 Pero esa no es la única ventaja.

Beneficios

La principal bondad del seguro de salud o seguro de gastos médicos menores es que te ayuda a tener un monitoreo de tu estado de salud y, en consecuencia, te permite darle mantenimiento y conservarla con el seguimiento a través de chequeos y diversos estudios.

¿Quiénes pueden sacarle el máximo provecho? Personas que necesitan frecuentemente consultas. Por ejemplo: mujeres embarazadas, padres que necesitan monitorear el estado de salud de sus hijos o, al revés, hijos que buscan brindarle atención médica a sus padres de la tercera edad.

Toma en cuenta que el precio que encuentres entre diferentes opciones de seguro de salud puede influir en su cobertura. Algunos cubren medicamentos, otros no; algunos cubren estudios al 100%, otros solo un porcentaje; algunos cubren la totalidad del costo de consultas y otros ofrecen precios fijos preferenciales. Esto permite que el pago de algunas opciones de seguro de salud sea más económico y accesible que otros al no absorber la totalidad de los costos.

Por su parte, el seguro de gastos médicos mayores es muy útil para restablecer la salud ante eventos adversos. Es la protección ante eventos que nunca te gustaría que sucedieran, pero si suceden agradeces estar amparado. Para muchas personas ha resultado ser la mejor inversión de su vida, la diferencia entre quedarse en la quiebra o atender su salud sin preocupaciones.

¿Cuál elegir?

 Ambos seguros tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus usuarios mejorando su estado de salud. Cada uno con su propia estrategia, según acabamos de ver: el seguro de salud, previniéndola, mientras que el seguro de gastos médicos mayores es correctivo.

Lo cierto es que no se oponen en absoluto. Por el contrario, se complementan. No tienes que elegir uno u otro, sino que puedes tener ambos. Y extender esta protección integral a tu familia. Todo depende de tus necesidades de atención de salud actuales y las que quieres tener en el futuro, para ti y para quienes buscas proteger más.

Solo recuerda que no tienes que estar enfermo para cuidar tu salud, ya que existe este tipo de seguro –de salud– que te permite prevenir enfermedades. Y no tienes que esperar a que te pase algo y darte cuenta de que debiste contratarlo con anticipación.

Anticípate y protege tu salud hoy

Así que si te decides a contratar un seguro, lo más aconsejable es que revises las ventajas que te ofrece cada uno de estos seguros según cada aseguradora. Es ahí donde puedes encontrar diferencias sustanciales o los beneficios que te harán decidirte por una u otra opción.

Ponemos a tu disposición nuestro Directorio donde podrás encontrar la información de contacto de nuestras diferentes aseguradoras asociadas, quienes con gusto te asesorarán con información específica, actualizada y puntual de los productos de protección de salud que ofrecen: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

Nena acompañada de papá recibiendo atención médica gracias a su seguro

Conoce por qué acabar con la desigualdad de género nos conviene a todos

Las mujeres cumplen un papel muy importante dentro de la economía mundial y su rol ya no se limita a ser las administradoras del hogar. Hoy en día son también consumidoras, emprendedoras, sus propias jefas o simplemente empleadas dispuestas a formar parte de la cadena productiva nacional para ser el pilar de sus hogares.

Tienen proyectos y nosotros creamos un proyecto para ellas.

Mujeres en desigualdad

Las mujeres enfrentan el enorme reto de vivir dentro de las barreras de la desigualdad financiera y laboral que limitan sus posibilidades de desenvolvimiento económico y crecimiento personal. Y esto ocurre a nivel mundial, no solo en México.

A nivel laboral, las mujeres suelen ser relegadas a trabajos domésticos y a empleos con sueldos bajos, incluso más bajos que sus pares hombres. A pesar de que ellas constituyen la mitad de la población mundial en edad de trabajar, sus opciones de trabajo no son muy amplias y les resulta más difícil mantener un empleo estable, lo que orilla a muchas de ellas a trabajar en la informalidad con todo lo que ello implica: carecer de seguridad social, ahorro para el retiro y un ingreso estable.

Estas condiciones laborales limitan sus posibilidades de hacer uso de servicios financieros que les permitan consolidar su economía personal y familiar. Prefieren optar por métodos informales de ahorro que poco o ninguna ventaja les ofrecen y que ponen en riesgo su dinero. Se estima, por ejemplo, que tan solo 4 de 10 mexicanas cuentan con un medio de ahorro formal, como una cuenta bancaria o de ahorros, mientras que solo 2 cuentan con algún tipo de seguro.

Y por si fuera poco, la pandemia por COVID-19 tuvo un impacto mayor en empleos preponderantemente desempeñado por mujeres, lo que ha traído mayor desempleo, menos oportunidades, pobreza, sobrecarga de labores en el hogar y mucha más vulnerabilidad e incertidumbre para ellas.

La equidad nos conviene a todos

Ante esta situación, y en el marco del Mes de las Mujeres, urge el diseño de políticas públicas y la creación de oportunidades que respondan a las necesidades y condiciones específicas de las mujeres en el mundo.

De acuerdo con datos de la ONU y Mellon, si se cerrara la brecha de desigualdad en que viven las mujeres se estarían generando 40 mil millones de dólares de ingresos extra. Esto quiere decir que la desigualdad que padecen las mujeres nos cuesta muy caro a todas y a todos en el mundo.

Un estudio de 2018 del Fondo Monetario Internacional señala que hombres y mujeres complementan sus habilidades, capacidades, actitudes y puntos de vista en el trabajo. Esto trae consigo mayor productividad, más crecimiento y mejores sueldos para todos.

La desigualdad de género no es un tema de querer tener más o menos, sino de vivir en mejores condiciones para todos. Y la inclusión financiera de las mujeres es crucial para un mejor desarrollo económico en todos los niveles.

Para ello, es necesario desarrollar soluciones con perspectiva de género que respondan a las necesidades, comportamientos y condiciones actuales de las diferentes mujeres. Con la participación de los gobiernos, pero también a través de la iniciativa de las empresas privadas.

No están solas

En AMIS tenemos un fuerte compromiso con la igualdad de género. Fuimos el primer organismo de la industria de seguros perteneciente al Consejo Coordinador Empresarial en avanzar hacia la igualdad de género en puestos ejecutivos. Hoy nuestro Comité Ejecutivo avanza en este tema con 32% de representación femenina y el invaluable trabajo de grandes 5 directoras.

Somos conscientes que para lograr la inclusión financiera de más mujeres en México es necesario impulsar una educación financiera al alcance de todas. Por eso hemos unido esfuerzos con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) en la creación y difusión de Proyecto Minerva, un espacio digital de educación financiera pensado para mujeres.

Proyecto Minerva brinda a mujeres información y herramientas que les ayudan a tomar mejores decisiones económicas, fortaleciendo sus capacidades financieras mediante guías didácticas, talleres, videos.

El propósito de Proyecto Minerva es ayudar a crear más mexicanas empoderadas, con mejores oportunidades y mejor preparadas para alcanzar su desarrollo personal, familiar y profesional o llevarlo a sus comunidades.

Y todo al alcance de su mano, ya que pueden acceder a Proyecto Minerva mediante una aplicación compatible con casi todos los celulares que tienen acceso a internet.

Si tú eres una mujer que busca aprender más sobre finanzas y cómo aprovecharlas en su favor, no dudes en descargar la app:

Descarga iOS (Apple): https://apps.apple.com/ng/app/proyecto-minerva/id1580877282

Descarga Android (Google): https://play.google.com/store/apps/details?id=mobi.minervaeducacionfinanciera

Conoce más sobreProyecto Minerva en: https://minervaeducacionfinanciera.mx/

 

5 razones para contratar un seguro cibernético para tu empresa

Hoy en día, el manejo de información es indispensable para realizar casi cualquier intercambio comercial entre empresas o con clientes. Esto motiva a los hackers a desafiar los límites de la legalidad y la ética y poner en jaque el funcionamiento de las empresas, sin importar su tamaño. Por eso, te traemos 5 razones para contratar un seguro cibernético para tu empresa que te protegerán a ti y a tu empresa en caso de vulnerabilidad de la información.

Razón #5: los ciberdelitos están al alza

El auge de los ciberdelitos en México es un fenómeno complejo que ha crecido en la medida en que las técnicas de ingeniería social y fraude cibernético se han sofisticado.

Se estima que, hasta el primer semestre de 2021, los correos falsos aumentaron 350%, mientras que los correos electrónicos maliciosos –que contienen archivos o enlaces para el robo de datos y hackeo– crecieron 600%. Asimismo, las denuncias por fraude y extorsión aumentaron de 37 a 44% con respecto al mismo periodo de 2020.

El sector más afectado es el de las pymes. Datos de la empresa de seguridad Fortinet revelan que diariamente se cometen, en promedio, 427 millones de ataques a empresas y personas en México.

Razón #4: un ataque tiene efectos impredecibles

Un ataque cibernético no solo puede concluir en robo de datos e información. Una de sus consecuencias más impredecibles para tu empresa es que tiene el poder de parar tus operaciones.

¿Cómo es esto posible? Un hacker puede secuestrar datos, información y equipo fundamental para llevar a cabo tus operaciones, como computadoras, maquinaria y aparatos médicos, y someterte a una extorsión para liberar tus operaciones. Parece un escenario extremo, pero la ciberextorsión es más común de lo que crees.

Y aunque las pérdidas causadas por el paro de operaciones pueden ser muy costosas, la pesadilla no termina ahí. La información sensible puede seguir en manos de cualquiera.

Razón #3: puede generar diversos tipos de costos

Los costos monetarios pueden ir desde un pago altísimo producto de una ciberextorsión hasta las pérdidas monetarias por detener todas o una parte de tus operaciones. Pero piensa que los costos también pueden ser de otra índole.

 El principal desastre es ver arruinada tu empresa: su reputación e imagen se verá dañada, lo que puede desembocar en una desastrosa huida de clientes. Tu capacidad de generar negocio –ya no digamos de mantener el que tenías– se reducirá, al igual que el éxito y la rentabilidad durante largo tiempo.

Aunado a eso, con el robo de información se te puede ir uno de los activos más valiosos y difíciles de conseguir: la información de tus clientes y prospectos.

Razón #2: necesitas un aliado ante las crisis

Un seguro cibernético puede ofrecerte diversos servicios de respuesta en situaciones en las que tu empresa ha sido vulnerada.

Acércate a las aseguradoras a través de nuestro directorio, compara sus diferentes servicios y coberturas y elige la que mejor se adapta a tus necesidades.

Razón #1: tu empresa no hace gastos innecesarios, invierte 

Es imposible que las empresas, incluso los grandes corporativos, puedan blindar al 100% sus operaciones, ya que el riesgo sigue latente en cualquier parte del proceso o incluso en cada uno de los miembros del personal. Lo que sí pueden hacer es protegerse antes de ser víctimas de la ciberdelincuencia.

En ese sentido, un seguro de riesgos cibernéticos para tu empresa es una inversión. Te permite reponerte financieramente en diferentes situaciones en que tu empresa haya sufrido algún delito cibernético, incluidas la extorsión y pérdidas monetarias por interrupción de actividades; recuperación y reemplazo de los datos comprometidos; recuperación de dinero en caso de fraude por robo de información, así como cargos, multas y penalizaciones vinculadas con el incidente.

 Adicionalmente, puede proteger la responsabilidad de tu empresa en caso de que un tercero entable reclamos en tu contra, tales como pago a personas afectadas, gastos derivados con litigios, demandas e investigaciones, pago de acuerdos y sentencias.


El crecimiento de los ciberdelitos habla de un evidente aprovechamiento de vulnerabilidades, tanto en nuestros hábitos como en nuestros sistemas informáticos. Los investigadores señalan que la primera línea de defensa es el usuario y su capacidad de tomar la iniciativa de prevenir.

¿Qué estás haciendo tú para proteger a tu empresa? Contacta a un agente de seguros para recibir toda la asesoría que necesitas sobre la mejor protección: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

contra la ciberdelincuencia, un seguro de riesgos cibernéticos

Seguro de auto: así funciona

Los mexicanos contratamos seguro de auto por dos razones: porque es obligatorio y conducir sin él te acarrea multas o porque eres consciente del riesgo y los grandes beneficios que trae en tu vida –no solo para tu auto– cuando lo contratas.

Si no estás seguro de saber esto último, sigue leyendo y aquí te contaremos cómo funciona el seguro de auto.

Beneficios del seguro de auto

Cuando compras un automóvil, lo último que deseas es que le pase algo. Pero aunque tu vehículo cuente con el mejor equipamiento en seguridad, el riesgo de accidente nunca es cero. Lo mismo pasa con el robo: puedes adquirir costosos sistemas de videovigilancia y alarmas, pero el riesgo de robo total o parcial sigue latente.

El riesgo no se puede eliminar de nuestras vidas, pero sí podemos tomar decisiones acertadas y que nos permitan seguir adelante sin problemas cuando algo suceda. Y para eso son los seguros.

En ese sentido, un seguro de auto no evitará que le pase algo a tu coche (por ejemplo, que se abra la tierra en un socavón y se lo trague), pero si contratas un seguro antes de que ocurra un evento adverso estarás protegido económicamente después del incidente.

Piensa que cualquier cosa que le suceda a tu coche es un gasto imprevisto y en ocasiones es muy costoso. El seguro que contrates te respaldará con los gastos para que puedas reparar el daño o recuperar tu auto lo más pronto posible. Y así tú no tendrás que volver a adquirir un coche desde cero o correr con la totalidad de los gastos sin ningún apoyo.

Con un seguro de auto no estás solo ante la adversidad y tu vehículo queda protegido. Pero ¿hasta dónde llega esa protección?

Las coberturas

Debes saber que existen diferentes seguros en México. Y aunque varían en precio, lo que realmente los hace diferentes es la cobertura, es decir, qué eventos sí protegen y cuáles otros no.

Cuando tú contratas un seguro de auto lo que estás contratando es un nivel de protección que incluye ciertos eventos y que se garantiza mediante el pago de la suma asegurada que será el dinero que uses para indemnizar el daño.

Por ejemplo, cuando contratas un seguro básico de responsabilidad civil estás protegiéndote en caso de afectar con tu auto a terceras personas, pero no protege tu vehículo en caso de accidente o robo; para eso necesitas subir tu nivel de protección, es decir, contratar otras coberturas que sí te amparen ante otros incidentes.


Para conocer con mayor detalle las coberturas, te recomendamos:


La prima

Este servicio de protección llamado prima lo pagas de manera periódica, ya sea mes con mes, trimestralmente o anualizado, mientras tu póliza siga vigente, y te ampara ante cualquier evento adverso.

Lo ideal es que nunca seas víctima de un incidente y que nunca tengas que recurrir al seguro. Pero como el riesgo está a la vuelta de la esquina, lo mejor es contar con el apoyo económico que te permita solventar los gastos sin romper tu economía personal y familiar.

El deducible

El deducible es un pago que realizas para compartir la responsabilidad –como una forma de repartir el riesgo– cuando ocurre un evento adverso o siniestro.

No todas las coberturas tienen deducible (por ejemplo, por lo general en la cobertura básica de responsabilidad civil), pero cuando sí lo incluyen suele ser una cantidad fija que se calcula proporcionalmente sobre el valor comercial de tu auto y solo se te cobra cuando tienes un siniestro.

Esto permite hacer más accesible el costo del seguro, ya que ese costo se obtiene del valor de la prima y solo se aplica en caso de siniestro. Así el pago de tu seguro, de tu prima, es menor.

Dicho lo anterior, toma en cuenta que a mayor deducible, menor es el costo de tu seguro.

La evaluación de riesgo

El precio del seguro depende principalmente de dos factores: las características del conductor y el tipo de vehículo. Esto tiene que ver directamente con el nivel de riesgo que está asumiendo la aseguradora a la hora de brindar aseguramiento.

En cuanto a las características del conductor, sobre todo tienen peso dos elementos: la edad y el historial del conductor. No es lo mismo una persona joven frente al volante que un adulto mayor; la aseguradora asume mayor riesgo frente a la primera. Lo mismo pasa con el historial de conducción de cada persona, pues cada uno implica un nivel de riesgo diferente.

Y sobre el tipo de auto, el modelo es determinante, ya que un modelo más reciente implica que es un coche más caro, es decir, más costoso de reponer para la aseguradora.


En general, así funciona el seguro de auto. Depende de cada compañía aseguradora qué cobertura puede ofrecerte. Por eso, es recomendable comparar entre diferentes aseguradoras para elegir el que más te conviene. Ponte en contacto con un agente de seguros en: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

seguro de auto

¿Conoces los seguros para parejas?

Vivir en pareja, ya sea como matrimonio o en unión libre, es un gran paso en la vida. Y es cuando se toma gran parte de las decisiones más importantes, de mayor impacto y efecto duradero. ¿Conoces los seguros para parejas y cómo pueden protegerte?

¿Existen seguros exclusivamente para parejas?

La respuesta es sí. Pero esto se puede entender de dos maneras:

  1. Seguros que puedes contratar para tu pareja. Cualquier seguro lo puedes contratar para alguien más, es decir, puedes nombrar como asegurado a tus seres queridos, incluida tu pareja.
  2. Seguros cuya cobertura se hace extensiva. Es decir, tú contratas un seguro y la protección incluye a tu pareja.

El primer caso prácticamente aplica para cualquier seguro, ya que puedes a cualquier persona, sin importar si tienen un vínculo consanguíneo o civil. Así que sin problemas protege a tu pareja y él o ella figuraría en la póliza como el/la titular o asegurado(a).

El segundo caso tiene sus detalles, que pasamos a explicarte enseguida.

Seguros para parejas

Como te comentamos, hay seguros cuya cobertura se puede hacer extensiva a tu pareja para protegerla. Entre ellos podemos destacar el seguro de vida y el seguro de gastos médicos mayores.

Seguro de vida

¿Sabías que un seguro de vida no protege exclusivamente a miembros de tu familia y que también puede proteger a tu pareja?

Una de sus ventajas de extender la cobertura es que, si en el futuro la relación no prospera, siempre tienes la posibilidad de cambiar a tu beneficiario.

También existen coberturas conyugales en seguros de vida que son perfectos para amores consumados y ya establecidos con el tiempo: los matrimonios. Si bien se trata de seguros en los que puedes elegir varios beneficiarios, priorizan la indemnización a quien nombres como cónyuge en caso de que fallezcas.

Esta cobertura es especialmente útil cuando tú y tu pareja ya están construyendo un patrimonio juntos y buscan protegerse ante la incertidumbre. Como la mayoría de los seguros de vida están diseñados como planes de ahorro a largo plazo, la cobertura conyugal es una excelente opción para consolidar un ahorro juntos.

Conoce más beneficios de contar con un seguro de vida.

Seguro de gastos médicos mayores

Hay seguros de gastos médicos mayores –conocidos también como seguros de salud– que te permiten asegurar, en una misma póliza, a tu cónyuge e hijos menores en caso de enfermedad y accidentes.

La ventaja de contar con un seguro de gastos médicos mayores antes de contraer matrimonio es que, después de casarte, puedes extender la cobertura de tu actual seguro y ampliar la protección a tu cónyuge.

Pero si no cuentas con seguro de gastos médicos mayores antes del matrimonio, no importa, puedes contratar una cobertura conyugal después de casarte en cualquier momento.

Descubre cómo un seguro de gastos médicos mayores te protege a ti, a tu pareja y tu bolsillo.

Así que ya sabes cómo puedes proteger a tu pareja: contratándole una póliza individual o ampliando la cobertura de un seguro que los dos compartan. No importa cómo lo elijas, lo importante es conservar viva la llama y demostrar tu amor de una manera auténtica y profunda: protegiendo a quien amas.

Contacta a un agente para obtener asesoría personal o de pareja para que elijan el seguro que mejor se adapte a tus necesidades de pareja: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

Protege a tu pareja con un seguro para parejas

8 razones por las que el seguro educativo es el mejor regalo para tus hijos pequeños

Los Reyes Magos ya pasaron a dejar los regalos para los pequeños de la casa y seguramente están felices. Sin embargo, estamos convencidos de que existe un regalo más importante que tus hijos valorarán más en el futuro. Es por eso que en las próximas líneas te vamos a contar por qué un seguro educativo es el mejor regalo para tus hijos.

¿Por qué regalar un seguro educativo?

Regalar es, sin duda, uno de los gestos más apreciados por nuestros amigos y seres queridos. Demuestra el cariño que tenemos hacia ellos y la importancia de tenerlos en nuestras vidas, además de que refrenda nuestros lazos.

Pero hay regalos que adquieren un valor mayor con el tiempo y que merece más la pena no precipitarse a regalar. Tal es el caso de los seguros educativos, pues se trata de productos financieros diseñados para cumplir su propósito años más tarde.

Los seguros educativos son seguros dotales de ahorro en los que tú como padre pagas una prima periódicamente (cada 1, 3, 6 y hasta 12 meses) y a cambio la aseguradora invierte ese dinero y garantiza el pago del ahorro juntado cuando tus hijos cumplan 18 años, o bien, el pago de una suma asegurada en caso de que tú llegues a faltar, lo que ocurra primero.

Así, con un seguro educativo estás garantizando uno de los bienes intangibles más valiosos que tu hijo o hija podrá tener en toda su vida: su educación. Para que, mediante ese amparo económico que le dejes, no se vea obligado u obligada a truncar sus estudios y pueda cursar la universidad, tomar un posgrado o cualquier otra decisión académica que desee.

Te invitamos a conocer más sobre cómo funciona este seguro en:

Enseguida, queremos compartir contigo unas cuantas buenas razones para considerar regalar un seguro educativo a tus hijos.

  1. Tú puedes ayudar a tus hijos a tener un mejor futuro

Poder garantizar la educación de los hijos es el sueño de muchos padres, sobre todo porque sabemos que la educación es de las pocas cosas que se pueden heredar a los hijos que les va a servir toda la vida.

En ese sentido, es siempre una buena decisión apostar por la educación de nuestros hijos para poder ofrecerles un mejor futuro.

  1. Los seguros educativos son flexibles

Se trata de planes de ahorro que se adaptan perfectamente a tus objetivos y posibilidades. En México existe una amplia variedad de estos productos diseñados para cada bolsillo.

  1. No solo ahorras: haces crecer tu dinero

Con un seguro educativo lo que ahorres se va invirtiendo en inversiones seguras y reguladas por la autoridad financiera mexicana, para que te genere más dinero y con el tiempo puedas juntar una cantidad considerable que le permita a tus hijos solventar sus gastos escolares.

Es mucho más seguro y conveniente que ir juntando monedas en un garrafón.

  1. Sus decisiones deben ser libres

Muchas veces el factor económico es decisivo a la hora de que tus hijos elijan una carrera. Tener limitaciones económicas limita su capacidad de soñar más en grande.

Además, toma en cuenta que hoy en día muchos jóvenes están más dispuestos a cambiar de carrera o de universidad o probar varias opciones antes de decidirse por la que será su carrera de profesión.

Con un seguro educativo les brindas la oportunidad para perseguir sus sueños.

  1. Te ayuda a diseñar mejores planes de vida

En general, contar con cualquier seguro te ayuda a planificar mejor tu vida. Te permite dar estructura a tus finanzas, tener claridad sobre lo que ya tienes cubierto, lo que te falta por cubrir, así como ahorrar para otras cosas que te ayuden a tener una mejor calidad de vida.

El seguro educativo no es la excepción. Empezar a ahorrar desde hoy que tus hijos son pequeños para su educación futura te va a permitir organizar financieramente tus proyectos de vida. Cuando llevas una vida más organizada las piezas se van acomodando solas.

  1. La educación tiene que ser apoyada

Si hay una lección que nos ha dejado la pandemia es que las cosas pueden cambiar de un día para otro, sin avisar. Según datos del INEGI, “por motivos asociados a la COVID-19 o por falta de dinero o recursos no se inscribieron 5.2 millones de personas (9.6% del total 3 a 29 años) al ciclo escolar 2020-2021”.

Desafortunadamente los quebrantos económicos familiares son las principales causas por las que los hijos se ven orillados a abandonar sus estudios para poder trabajar y apoyar en la economía de la casa.

  1. La tranquilidad de tu familia no tiene precio

Justamente una de las principales causas de quebranto económico dentro de una familia es la ausencia de quien era el pilar económico dentro del núcleo familiar. Tú como padre tienes la responsabilidad de proveer y ser el pilar de tu familia, pero –como decimos en México– nadie tiene la vida comprada.

Un seguro educativo brinda certeza en el futuro de tus hijos si llegas a fallecer inesperadamente.

  1. Dejas un legado de enseñanza

Cuando contratas un seguro para blindar su educación no solo los estás protegiendo contra la incertidumbre, sobre todo les estarás dejando una lección de vida en torno a la toma de buenas decisiones: que invertir es mejor que lamentar.

Con ello, tus hijos adquirirán un precioso legado de enseñanza que perdurará más que cualquier fondo económico de apoyo. Conocerán y aprenderán el valor de utilizar los medios correctos para proteger a quienes más aman.

Pide una cita o una llamada hoy mismo a un agente de seguros y toda la mejor decisión sobre el futuro de tus hijos: garantizar su educación. Contáctalos aquí: https://sitio.amis.com.mx/directorio/