Archive for the ‘Autos’ Category

¡Que no te pesque desprevenido la lluvia!

Ahora que llegaron las temporadas de lluvias tenemos que considerar varios puntos al conducir nuestro vehículo, situaciones adversas que ponen en riesgo nuestra vida y la de los demás. En esta ocasión hablaremos de algunas medidas de seguridad cuando manejemos bajo la lluvia.

Principales problemas

La experiencia nos dice que si conducimos con lluvia tenemos que controlar la velocidad en especial cuando el pavimento se encuentra parcialmente húmedo, pero si la lluvia es intensa y prolongada hay que tomar otras medidas de precaución ante la posibilidad de toparnos con un bache,  tope, agujero o si las condiciones empeoran sufrir un derrape o el famoso aquaplaning por las velocidades que alcanzamos.

El derrape o aquaplaning es el deslizamiento por la pérdida de control de nuestro vehículo sobre una superficie mojada, esto ocurre debido a que los neumáticos pierden adherencia al pavimento y no son capaces de desviar el agua que se encuentra entre la llanta y el asfalto.  Tengamos en cuenta que la situación de una colusión aumenta cuando se pierde la visibilidad, en especial si es de noche o perdemos la atención con algún distractor.

El peatón ante todo

Recordemos que la pérdida de visibilidad por empañamiento y el flujo de agua constante en los parabrisas es inminente, añade los personajes transeúntes de la urbe, como peatones, ciclistas y demás, por eso es de suma importancia moderar la velocidad.

El peatón siempre tendrá la preferencia no importando la situación climatológica que nos encontremos, ten cuidado con ellos. Un peatón se puede distraer al abrir un paraguas o al ponerse el impermeable. Además, con las gotas de lluvia, los ruidos habituales se mezclan y confunden, por lo que medir la distancias a la que se encuentra un vehículo se complica. Observa con atención el camino cuidando que no haya gente cruzando, ciclistas en movimiento y demás.

Mantenimiento y control vehicular

Un automóvil requiere de cuidados especiales cuando se habla de temporadas de lluvia. Del mantenimiento dependerá la seguridad de los ocupantes, por ejemplo, debemos mantener los neumáticos en buen estado, manteniendo la profundidad de los dibujos, ranuras de evacuación y control del flujo de agua, logrando una mejor adherencia en caso de algún derrape. Es cuestión de minutos revisar la presión de los neumáticos, de ser posible en frío, en cualquier gasolinera o vulcanizadora.  

Recordemos que la actitud y responsabilidad del conductor pueden ser decisivos: una velocidad excesiva, perdida de visibilidad, neumáticos en mal estado son los elementos necesarios para que suceda un inevitable incidente.

 

 

Robo de autos asegurados

El robo de autos, asegurados o no, es una problemática común en nuestro país. De acuerdo a las cifras de 2012 de robo de autos asegurados, el Estado de México es la entidad donde más carros asegurados se roban, pues al año se robaron 20,732 autos. El Distrito Federal se encuentra en segundo lugar, con 11,071 carros robados y en tercer lugar Jalisco, con 7,052.

A nivel nacional, el 54% del robo de autos asegurados se lleva a cabo con violencia, y los estados con un elevado índice de robo en esta modalidad (superior a la tasa del 54% nacional) son Sinaloa, Guerrero, San Luis Potosí y  el Estado de México.

En el Estado de México de 2011 a 2012, la tasa de robo de autos asegurados se ha incrementado  en 15% y de los municipios con mayor número de robos de vehículos asegurados en el país el número uno lo ocupa Ecatepec, en ese mismo estado.

Lamentablemente,  la tasa de recuperación de los autos tampoco tiene cifras alentadoras, pues sólo 2 de cada 5 autos robados se recuperan. Es decir, menos de la mitad. ¿Eso qué representa?

Si tu coche es robado, es mucho más fácil que nunca más lo vuelvas a ver, lidiando con todas las consecuencias que esta pérdida total implica: los gastos de comprar un nuevo carro y, en el caso de tener un crédito pendiente, liquidarlo aún cuando ya no se cuenta con el automóvil.

Por otro lado, si es que se recupera el automóvil, generalmente se encuentra en malas condiciones, tal vez desvalijado o chocado, lo que representa también el desembolso de una cantidad para recuperar el estado original del coche.

¿Qué debes considerar al comprar un automóvil?

Cuando compras un automóvil, debes considerar también proteger la inversión  que estás haciendo. Con un seguro de automóvil con cobertura amplia estarás protegido por el costo de robo, podrás evitarte muchos inconvenientes y desequilibrar tu economía si se presenta esta situación. El seguro es un respaldo con el que puedes contar para cubrir los gastos relacionados con el robo y/o recuperación del coche.

La responsabilidad civil en caso de accidente vial

En el momento en que te conviertes en dueño de un automóvil, gozas de muchos beneficios pero también adquieres responsabilidades y compromisos. Uno de los más importantes es  que no sólo tienes que  cuidar tu automóvil y tu persona en contra de algún accidente, sino también  proteger a los demás y sus bienes.

Esta obligación es jurídica y se conoce como responsabilidad civil.  Establece que todo aquel que cause daño a otro, es responsable de indemnizarlo. Esta responsabilidad es ineludible y debes estar consciente de todo lo que implica, pues un accidente se puede traducir en  graves consecuencias para terceras personas, que van desde lesiones menores hasta la discapacidad o la muerte.

En protección de las posibles víctimas de un accidente, como peatones, ciclistas y otros automovilistas, la responsabilidad civil se asienta en un marco jurídico a través de la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo a las últimas modificaciones de esta ley, la base de indemnización por muerte subió de  730 a 5,000 días de salario, lo que significa que si estás involucrado en un accidente como un atropellamiento y la persona muere, la cantidad a pagar aumenta a $3,880,200 pesos, una cantidad impagable si no cuentas con un respaldo.

Adicional a la Ley Federal del Trabajo, la legislación que asegure el cumplimiento de la responsabilidad civil tuvo un avance importante recientemente,  pues durante el mes de abril de 2013, la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a la Ley de Caminos,  Puentes y Autotransporte Federal, en donde se contempla que todos los vehículos que transiten en carreteras federales deberán contar con un seguro que garantice a terceros los daños que pudieran ocasionarse en sus bienes y personas.

La mejor forma de asumir tu responsabilidad civil es previniendo con un seguro que cubra tu automóvil y los daños a terceros. La cobertura de un seguro automotriz te brindará el respaldo para afrontar tu obligación con los afectados  y de esta forma evitarás también un desequilibrio grave a tu economía.

Coberturas básicas

En esta nota te presentamos las coberturas básicas existentes en los seguros de autos. Entre todas ellas, encontrarás la que mejor se adapte a la propuesta que estabas buscando.

Las pólizas se dividen en tres y cada una incluye distintas coberturas:

  • Amplia
  • Limitada
  • Responsabilidad
Daños materiales: 
Esta cobertura garantiza la reparación de los daños que sufra el vehículo a consecuencia de la colisión, vuelco, rotura de cristales, incendio o fenómenos naturales, entre otras.
Robo Total:
Cobertura que ampara la pérdida total del vehículo por robo o asalto, así como los daños materiales y pérdidas a consecuencia de dicho evento.
Responsabilidad Civil:
Cubre los daños ocasionados por el conductor a terceras personas en sus bienes y/o en sus personas con motivo de un accidente amparado por la póliza.
Gastos Médicos a Ocupantes:
Cubre los gastos por concepto de atención médica al conductor y otros ocupantes del automóvil a consecuencia de un accidente amparado por la póliza. Generalmente se establece un monto máximo por persona y un límite total por todos los ocupantes.
Extensión de Cobertura en Responsabilidad Civil:
Consiste en la extensión de la cobertura de Responsabilidad Civil por daños a terceros para el titular de la póliza al conducir otro automóvil diferente al amparado en la póliza, con la excepción de vehículos de renta o de uso diferente al particular.
Equipo Especial:
Son los accesorios, adaptaciones, conversiones y rótulos instalados al vehículo, en adicción a los denominados como equipo original de fábrica, y pueden ser amparados por daños materiales y robo total, para lo cual habrán de detallarse y valorarse en un anexo a la póliza.
Convenio Expreso:
Es posible amparar los daños que sufra o cause el vehículo como consecuencia de destinatario a un uso de servicio diferente al indicado en la póliza, al arrastre de remolques, utilizarlo para fines de enseñanza, participar en pruebas de seguridad, resistencia o velocidad, fuerza y asistencia legal.