Posts Tagged ‘seguro de supervivencia’

8 razones por las que el seguro educativo es el mejor regalo para tus hijos pequeños

Los Reyes Magos ya pasaron a dejar los regalos para los pequeños de la casa y seguramente están felices. Sin embargo, estamos convencidos de que existe un regalo más importante que tus hijos valorarán más en el futuro. Es por eso que en las próximas líneas te vamos a contar por qué un seguro educativo es el mejor regalo para tus hijos.

¿Por qué regalar un seguro educativo?

Regalar es, sin duda, uno de los gestos más apreciados por nuestros amigos y seres queridos. Demuestra el cariño que tenemos hacia ellos y la importancia de tenerlos en nuestras vidas, además de que refrenda nuestros lazos.

Pero hay regalos que adquieren un valor mayor con el tiempo y que merece más la pena no precipitarse a regalar. Tal es el caso de los seguros educativos, pues se trata de productos financieros diseñados para cumplir su propósito años más tarde.

Los seguros educativos son seguros dotales de ahorro en los que tú como padre pagas una prima periódicamente (cada 1, 3, 6 y hasta 12 meses) y a cambio la aseguradora invierte ese dinero y garantiza el pago del ahorro juntado cuando tus hijos cumplan 18 años, o bien, el pago de una suma asegurada en caso de que tú llegues a faltar, lo que ocurra primero.

Así, con un seguro educativo estás garantizando uno de los bienes intangibles más valiosos que tu hijo o hija podrá tener en toda su vida: su educación. Para que, mediante ese amparo económico que le dejes, no se vea obligado u obligada a truncar sus estudios y pueda cursar la universidad, tomar un posgrado o cualquier otra decisión académica que desee.

Te invitamos a conocer más sobre cómo funciona este seguro en:

Enseguida, queremos compartir contigo unas cuantas buenas razones para considerar regalar un seguro educativo a tus hijos.

  1. Tú puedes ayudar a tus hijos a tener un mejor futuro

Poder garantizar la educación de los hijos es el sueño de muchos padres, sobre todo porque sabemos que la educación es de las pocas cosas que se pueden heredar a los hijos que les va a servir toda la vida.

En ese sentido, es siempre una buena decisión apostar por la educación de nuestros hijos para poder ofrecerles un mejor futuro.

  1. Los seguros educativos son flexibles

Se trata de planes de ahorro que se adaptan perfectamente a tus objetivos y posibilidades. En México existe una amplia variedad de estos productos diseñados para cada bolsillo.

  1. No solo ahorras: haces crecer tu dinero

Con un seguro educativo lo que ahorres se va invirtiendo en inversiones seguras y reguladas por la autoridad financiera mexicana, para que te genere más dinero y con el tiempo puedas juntar una cantidad considerable que le permita a tus hijos solventar sus gastos escolares.

Es mucho más seguro y conveniente que ir juntando monedas en un garrafón.

  1. Sus decisiones deben ser libres

Muchas veces el factor económico es decisivo a la hora de que tus hijos elijan una carrera. Tener limitaciones económicas limita su capacidad de soñar más en grande.

Además, toma en cuenta que hoy en día muchos jóvenes están más dispuestos a cambiar de carrera o de universidad o probar varias opciones antes de decidirse por la que será su carrera de profesión.

Con un seguro educativo les brindas la oportunidad para perseguir sus sueños.

  1. Te ayuda a diseñar mejores planes de vida

En general, contar con cualquier seguro te ayuda a planificar mejor tu vida. Te permite dar estructura a tus finanzas, tener claridad sobre lo que ya tienes cubierto, lo que te falta por cubrir, así como ahorrar para otras cosas que te ayuden a tener una mejor calidad de vida.

El seguro educativo no es la excepción. Empezar a ahorrar desde hoy que tus hijos son pequeños para su educación futura te va a permitir organizar financieramente tus proyectos de vida. Cuando llevas una vida más organizada las piezas se van acomodando solas.

  1. La educación tiene que ser apoyada

Si hay una lección que nos ha dejado la pandemia es que las cosas pueden cambiar de un día para otro, sin avisar. Según datos del INEGI, “por motivos asociados a la COVID-19 o por falta de dinero o recursos no se inscribieron 5.2 millones de personas (9.6% del total 3 a 29 años) al ciclo escolar 2020-2021”.

Desafortunadamente los quebrantos económicos familiares son las principales causas por las que los hijos se ven orillados a abandonar sus estudios para poder trabajar y apoyar en la economía de la casa.

  1. La tranquilidad de tu familia no tiene precio

Justamente una de las principales causas de quebranto económico dentro de una familia es la ausencia de quien era el pilar económico dentro del núcleo familiar. Tú como padre tienes la responsabilidad de proveer y ser el pilar de tu familia, pero –como decimos en México– nadie tiene la vida comprada.

Un seguro educativo brinda certeza en el futuro de tus hijos si llegas a fallecer inesperadamente.

  1. Dejas un legado de enseñanza

Cuando contratas un seguro para blindar su educación no solo los estás protegiendo contra la incertidumbre, sobre todo les estarás dejando una lección de vida en torno a la toma de buenas decisiones: que invertir es mejor que lamentar.

Con ello, tus hijos adquirirán un precioso legado de enseñanza que perdurará más que cualquier fondo económico de apoyo. Conocerán y aprenderán el valor de utilizar los medios correctos para proteger a quienes más aman.

Pide una cita o una llamada hoy mismo a un agente de seguros y toda la mejor decisión sobre el futuro de tus hijos: garantizar su educación. Contáctalos aquí: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

 

Tipos de seguros de vida

Contratar un seguro de vida es la mejor opción que puedes tomar para brindarle protección a tu familia. Por suerte, existen varios tipos de seguros de vida que te permiten encontrar el ideal que se adapte a tus circunstancias, así como a las de miles de mexicanos.

Continúa leyendo y descubre el tipo de seguro de vida perfecto que necesitas.

¿El seguro de vida protege la vida?

En términos generales, el seguro de vida funciona así: la aseguradora se compromete a pagar a tus beneficiarios una suma asegurada, es decir, un monto en caso de invalidez o fallecimiento. También pueden cubrir supervivencia, es decir, que te da a ti la suma si continúas con vida después del plazo en que vence el seguro.

El seguro de vida cubre riesgos que puedan afectar la integridad o la salud de quien lo contrata y las consecuencias económicas que esto representa para aquellos que lo rodean. Es un mecanismo para no dejar desamparados a sus seres queridos.

Pero a pesar de que este espíritu de protección colectivo hermana a todos los seguros de vida, no todos son iguales y sus diferencias obedecen a necesidades de protección más específicas que actualmente los mexicanos demandan.

Tipos de seguros de vida para casos de fallecimiento

Son seguros que no tienen otro objetivo que cubrir el riesgo de fallecimiento del asegurado o, en su defecto, su supervivencia cuando el plazo del seguro ha expirado. En cualquiera de los casos se entrega una suma asegurada. Se dividen en temporal y vitalicio u ordinario.

Temporal. Establece un plazo de vigencia y la aseguradora paga la suma asegurada cuando el asegurado fallece dentro del plazo de vigencia, que puede ser de 1, 5 o 10 años. Tú eliges el plazo de entre las opciones que te ofrece la aseguradora.

También entre los seguros de vida temporales existen aquellos destinados no a pagar una suma de dinero a tu familia o a personas más cercanas cuando falleces, sino para garantizar el pago de obligaciones contraídas con terceros, como el pago de una hipoteca, o como garantía de cancelación de deudas. En ese sentido, protegen indirectamente a tu familia librándolos de adquirir deudas sin saldar que pudieras dejar.

Cabe destacar que el seguro de vida temporal no cubre supervivencia, es decir, el asegurado no recibirá el pago de una suma asegurada al cumplirse el plazo. Simplemente busca cubrir el posible riesgo de fallecimiento durante el tiempo que dure el plazo.

En este artículo te detallamos ampliamente el seguro de vida temporal. Lee:

Vida entera, vitalicio u ordinario. Su vigencia dura lo que dure la vida del asegurado, sin importar a qué edad fallezca. Es decir, te va a proteger durante toda tu vida y tus beneficiarios cuentan con una suma asegurada garantizada.

Toma en cuenta que este tipo de seguro de vida puede ofrecerte el pago de prima en dos modalidades: prima vitalicia (pago de prima durante toda la vida del asegurado) y prima temporal (pago de prima solo durante un plazo estipulado o hasta que fallezca el asegurado, lo que ocurra primero).

Tipos de seguros de vida con componente de ahorro (mixtos)

Existen seguros de vida que incorporan planes de ahorro o inversión con diferentes propósitos y a diferentes plazos.

Este tipo de seguro de vida no solo busca proteger a tus beneficiarios cubriendo el riesgo por fallecimiento, también busca cubrir la necesidad de contar con un ingreso, producto de tu ahorro o inversión, que te permita, por ejemplo, continuar teniendo un estilo de vida digno en tu jubilación. Algunos de estos seguros garantizan una renta vitalicia, un ingreso regular por el resto de tu vida.

Dotal. Es un tipo de seguro mixto de vida y ahorro que protege igual por fallecimiento o supervivencia, tiene un plazo definido y normalmente se trata de seguros cuyas sumas aseguradas van destinadas a ofrecer una “dote” o “herencia en vida” a tus beneficiarios al término del plazo. Es decir, el monto asegurado puede destinarse a cumplir propósitos específicos, como garantizar el financiamiento de la educación de tus hijos.

Lee este artículo donde te explicamos ampliamente el seguro dotal:

Seguro de vida familiar.

Este tipo de seguro de vida permite en su póliza la inclusión de asegurados extra, cuando menos dos miembros de la familia del asegurado. Puedes encontrarlo en cualquiera de las modalidades que acabamos de mencionarte.

Nada es seguro, tu seguro sí

Qué mejor oportunidad que el mes en que celebramos a nuestros queridos difuntos para invitarte a honrar su memoria de la mejor manera: protegiendo a los que más amas y que siguen aquí contigo disfrutando la vida.

Es cierto que la vida no la tenemos comprada, pero, a pesar de ello, podemos dejar un hermoso legado a nuestros seres queridos, libre de preocupaciones. Y el seguro de vida es un excelente mecanismo de protección financiera no solo si buscas proteger a tu familia cuando ya no estés con ellos, también en vida e incluso cuando no ya no existen las condiciones para seguir siendo el sostén económico.

Infórmate bien de todos los detalles de la póliza que te ofrecen antes de contratar y no olvides consultar con tu agente de seguros todas tus dudas. Con tu seguro de vida, seguro sí hay esperanza y tranquilidad para tu familia.