Posts Tagged ‘diferencia entre seguro de gastos médicos mayores y menores’

Seguro de salud o seguro de gastos médicos mayores: ¿qué son y cuál elegir?

Todos queremos tener acceso a la salud, tanto a nivel personal como para nuestros familiares. Pero ¿sabías que, por ley, existen solo dos tipos de seguro médico? De acuerdo con la Ley de Instituciones de Seguros y Finanzas, tus opciones son el seguro de salud (también conocido como seguro de gastos médicos menores) y el seguro de gastos médicos mayores. ¿Cuál elegir? ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son sus ventajas?

Diferencias

La principal diferencia entre ambos seguros es que el seguro de salud es preventivo y el seguro de gastos médicos mayores se usa al presentarse el padecimiento o incidente de salud. Esto tiene diversas implicaciones.  

La primera y más inmediata es que el costo del seguro de salud disminuye en comparación con el de gastos médicos mayores. Pero más allá de costos, están los alcances de cada uno. El seguro de salud brinda apoyo financiero para el monitoreo y prevención de la salud: por ejemplo, el pago de consultas médicas, exámenes clínicos, laboratorios, orientación médica a distancia, incluso terapias y servicios limitados de ambulancia.

El seguro de gastos médicos mayores, en cambio, brinda soporte financiero para la atención médica de un accidente, enfermedad o urgencia médica. Este no busca dar con el diagnóstico, a diferencia del seguro médico, sino que opera a partir de que se cuenta con el diagnóstico de una enfermedad o una situación médica de emergencia para tratarla o atenderla.

En ese sentido, el seguro de salud puede cubrir la atención ambulatoria ante la presencia de síntomas para descubrir lo que lo provoca y dar con el diagnóstico, por lo que puede incluir también tanto consultas de médico general como de algunas especialidades.

El seguro de gastos médicos mayores ampara con otro tipo de gastos (llamados “mayores”) para restablecer la salud después del accidente, urgencia o enfermedad, por lo que puede incluir hospitalizaciones, cirugías, medicamentos, aparatos ortopédicos, tratamientos (incluso tratamientos dentales básicos) y, dependiendo del seguro que se contrate, estos o algunos servicios se pueden solicitar en el extranjero. Lo que resulta muy útil para las personas que viajan con frecuencia.

 Pero esa no es la única ventaja.

Beneficios

La principal bondad del seguro de salud o seguro de gastos médicos menores es que te ayuda a tener un monitoreo de tu estado de salud y, en consecuencia, te permite darle mantenimiento y conservarla con el seguimiento a través de chequeos y diversos estudios.

¿Quiénes pueden sacarle el máximo provecho? Personas que necesitan frecuentemente consultas. Por ejemplo: mujeres embarazadas, padres que necesitan monitorear el estado de salud de sus hijos o, al revés, hijos que buscan brindarle atención médica a sus padres de la tercera edad.

Toma en cuenta que el precio que encuentres entre diferentes opciones de seguro de salud puede influir en su cobertura. Algunos cubren medicamentos, otros no; algunos cubren estudios al 100%, otros solo un porcentaje; algunos cubren la totalidad del costo de consultas y otros ofrecen precios fijos preferenciales. Esto permite que el pago de algunas opciones de seguro de salud sea más económico y accesible que otros al no absorber la totalidad de los costos.

Por su parte, el seguro de gastos médicos mayores es muy útil para restablecer la salud ante eventos adversos. Es la protección ante eventos que nunca te gustaría que sucedieran, pero si suceden agradeces estar amparado. Para muchas personas ha resultado ser la mejor inversión de su vida, la diferencia entre quedarse en la quiebra o atender su salud sin preocupaciones.

¿Cuál elegir?

 Ambos seguros tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus usuarios mejorando su estado de salud. Cada uno con su propia estrategia, según acabamos de ver: el seguro de salud, previniéndola, mientras que el seguro de gastos médicos mayores es correctivo.

Lo cierto es que no se oponen en absoluto. Por el contrario, se complementan. No tienes que elegir uno u otro, sino que puedes tener ambos. Y extender esta protección integral a tu familia. Todo depende de tus necesidades de atención de salud actuales y las que quieres tener en el futuro, para ti y para quienes buscas proteger más.

Solo recuerda que no tienes que estar enfermo para cuidar tu salud, ya que existe este tipo de seguro –de salud– que te permite prevenir enfermedades. Y no tienes que esperar a que te pase algo y darte cuenta de que debiste contratarlo con anticipación.

Anticípate y protege tu salud hoy

Así que si te decides a contratar un seguro, lo más aconsejable es que revises las ventajas que te ofrece cada uno de estos seguros según cada aseguradora. Es ahí donde puedes encontrar diferencias sustanciales o los beneficios que te harán decidirte por una u otra opción.

Ponemos a tu disposición nuestro Directorio donde podrás encontrar la información de contacto de nuestras diferentes aseguradoras asociadas, quienes con gusto te asesorarán con información específica, actualizada y puntual de los productos de protección de salud que ofrecen: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

Nena acompañada de papá recibiendo atención médica gracias a su seguro