Archive for the ‘Otros Seguros’ Category

¿Qué es la responsabilidad civil y por qué te conviene protegerte?

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la responsabilidad civil es una figura jurídica que establece la obligatoriedad en la reparación o indemnización de daños y perjuicios provocados a terceros.

Pero ¿qué quiere decir esto, a ti en qué te afecta y por qué es importante tenerlo presente en tu vida cotidiana? En las siguientes líneas te mostraremos cómo un concepto aparentemente tan ajeno puede cambiarte la vida.

¿Puedes hacer algo al respecto? Por supuesto. Y aquí te decimos qué.

Por qué debes tomar en serio la responsabilidad civil

En nuestro día a día estamos expuestos todo el tiempo a riesgos impredecibles. Piensa en el riesgo de sufrir un accidente camino al trabajo, que una motocicleta impacte contra tu auto en la carretera o el riesgo de perder los ahorros de toda tu vida en una mala inversión.

Pero casi siempre cuando hablamos de exposición al riesgo lo hacemos desde nuestra perspectiva, pensando en eventos que nos afectan directamente a nosotros, en situaciones en las que tú sales afectado. ¿Qué hay de aquellas situaciones en las que otros salen afectados por tu culpa, aún cuando no era tu intención?

La responsabilidad civil tiene que ver con el riesgo de provocar daños involuntarios a terceros, ya sea en su persona, su patrimonio o sus posesiones. Te obliga a responder ante esos daños, sea de manera cívica y consensuada o por la fuerza legal.

¿Cómo te afecta la responsabilidad civil?

Puesto que la responsabilidad civil te obliga a reparar el daño, el primer impacto que tiene sobre tu vida es directamente en tu bolsillo. Normalmente se trata de gastos inesperados, que no tenías contemplados hacer en la quincena o el mes, y te echa a perder tus finanzas.

Si tienes dinero para pagarlo, seguramente te va a desbalancear tus cuentas (quizá tendrás que usar dinero que tenías destinado para pagar otros gastos). Si no tienes para pagarlo en el momento, muy probablemente tendrás que recurrir a tus ahorros (que igual estabas juntando para otro fin) o pedir un préstamo, con los intereses que conlleva.

Pero en algunas ocasiones esos daños son tan costosos que difícilmente cualquier persona tiene esas cantidades disponibles. Por ponerte un ejemplo, piensa en el daño físico, incluso la muerte que podrías provocar a alguien en un accidente automovilístico.

Tu seguro: un as bajo la manga

El seguro entra aquí como tu salvador, porque paga las cuentas de tu responsabilidad civil en caso de que suceda. Al contratarlo, básicamente tú le estás transfiriendo los riesgos a la aseguradora para que tú no te preocupes por nada.

Así, en lugar de que tú desembolses para pagar los daños provocados a una persona, el seguro los cubre. Tú solo tendrás que asegurarte de pagar el deducible y mantenerte al día con el pago mensual, trimestral o anual de tu prima.

Varios tipos de responsabilidad civil

¿Sabes cuántas situaciones de responsabilidad civil existen en la vida? Todas las situaciones que te puedas imaginar en las que tú o tus familiares provoquen daños a terceros. Y ni siquiera tiene que ser daños a personas: también incluye a tiendas, propiedades ajenas y hasta mascotas.

Por eso varios seguros te ofrecen diferentes formas de protección para ti o tus familiares en caso de incurrir a daños a terceros. Estos son los tipos más comunes de responsabilidad civil cubiertos por los seguros:

Profesional: te cubre por daños a terceros producto de tu actividad laboral.

Familiar: se ofrece con frecuencia dentro de la cobertura de los seguros de casa habitación y protege a los miembros de tu familia por daños que puedan causar fuera del hogar.

Viajes: un seguro temporal ideal para realizar viajes de trabajo o familiares sin preocupaciones.

Mascotas: también se ofrece en los seguros de casa habitación o de manera independiente y te protege ante los daños provocados por tu mascota.

Vehículos: es el seguro básico que en algunas regiones es obligatorio para conducir y protege al asegurado si provoca daños, lesiones o el fallecimiento de terceras personas.

Reconocer que el riesgo de provocar daños a terceros es tan real como cualquier otro y asumir la responsabilidad de nuestras acciones nos pone un paso adelante en la construcción de una sociedad más respetuosa, justa y armoniosa. Pero no significa que tengas que enfrentarlo solo.

Así que no lo pienses más y contrata un seguro de responsabilidad civil. No vivas presa del riesgo y continúa tu vida sin padecer una catástrofe en tus finanzas. Acércate a un agente de seguros para recibir toda la asesoría que necesitas.

 

Protégete si provocas accidentes a terceros

¿Qué impactos tendrá la reforma a la Ley de Movilidad de la CDMX?

El pasado 7 de julio el Congreso de la CDMX reformó la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial de la Ciudad de México con el objetivo de reforzar la prevención de accidentes, reducir el número de víctimas y ampliar así la protección de todos los que transitamos por la vía pública. Pero ¿por qué cambiar la ley y en qué consisten esos ajustes? Y lo que quizá te estás preguntando con mayor interés: ¿cómo te van a impactar esos cambios?

Los accidentes viales: un problema de salud pública con altos costos

Datos del 2018 proporcionados por el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) revelan que cerca de 16 mil personas perdieron la vida a consecuencia de un accidente vial, de los cuales, el 68% de estas víctimas fueron usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas).

En México, los choques y atropellamientos están dentro de las primeras 10 causas de muerte. Según el Instituto de Salud Pública, nuestro país ocupa el séptimo lugar a nivel mundial y el tercero en Latinoamérica en muertes por accidentes viales.

Por estas razones, los accidentes viales se consideran un problema de salud pública en México, uno que le cuesta dinero al país. Según cifras de CONAPRA, se estima que los accidentes viales pueden costar el 2.63% del PIB nacional (27.5 mil millones de dólares). El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por su parte, indica que las lesiones viales pueden costar entre 1.8% y 3.5% del PIB.

Los accidentes viales empobrecen familias enteras, sobre todo si la víctima fue la persona que era el sustento familiar. Por ello, el alto costo de los accidentes viales no solo se considera por los gastos que representan para el país, sino por la disminución de la calidad de vida de las víctimas y quienes los rodean, y sobre todo por la pérdida de vidas humanas.

Nuevas sanciones y disposiciones

Las nuevas disposiciones establecen que quienes conduzcan bajo los efectos de alguna bebida embriagante o sustancia tóxica –no importa si auto particular o transporte público– recibirán una sanción legal más severa. Como ahora la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) dará mayor seguimiento a los incidentes de tránsito, esta dependencia ahora podrá cancelar la licencia o permiso de manejo a estos conductores infractores y será retenida por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Por otro lado, se aprobaron reformas al Código Penal de la CDMX que incrementan las penas de cárcel a quienes sean culpables de homicidio o lesiones por haber invadido el carril de los ciclistas, conducido en estado de ebriedad o bajo el influjo de sustancias tóxicas y haber manejado distraído por el celular u otros dispositivos. En lugar de ser 4 a 10 años de cárcel, ahora podrían ser de 5 a 13.

Asimismo, la reforma estableció nuevas sanciones para conductores que no respeten restricciones cuando se active una emergencia sanitaria. Sanciones que pueden ir de 40 a 60 UMAS, es decir, entre $3,584 y $5,377.20.

Finalmente, la reforma a la Ley de Movilidad establece que los prestadores de servicio de transporte público y mercantil deberán contratar obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil, es decir, una póliza de seguro que cubra daños, lesiones y muerte provocados a terceros, por un mínimo de 50 mil UMAS (unos 4 millones 481 mil pesos). Se le retirará el permiso de prestación del servicio si no contrata una póliza con esas características, si alguno de sus conductores provoca 3 accidentes viales o si provoca una muerte.

Con las modificaciones a la Ley de Movilidad se busca aplicar mayor castigo a los infractores con el objetivo de reducir los percances viales y proteger a los usuarios vulnerables. Por eso, lejos de verla como nuevas disposiciones que afectan a los conductores, se trata de medidas más fuertes que buscan erradicar esas conductas peligrosas frente al volante y volvernos más responsables.

En AMIS estamos a favor de la prevención y la protección y apoyamos la existencia de una Ley General de Movilidad y Seguridad Vial que impulse la existencia de un sistema seguro que busque erradicar las muertes en percances viales.

 

Embotellamiento de automóviles en calles de la Ciudad de México

¿Qué cubre el seguro de bicicleta?

Contar con un seguro hoy en día no es un lujo, es una necesidad. Y la muestra más clara la tenemos en que incluso en las cosas aparentemente más pequeñas y cotidianas –como usar la bicicleta– hay un seguro dispuesto a respaldarnos. Si creías que el seguro de bicicleta solo cubre lo que le pueda pasar, te va a sorprender cómo se ha ampliado este producto de protección para atender todas las necesidades.

¿Por qué existe este seguro?

La bicicleta se ha vuelto muy popular en los últimos años y cada vez más gente la usa no solo en actividades recreativas, también como una alternativa de transporte gracias a su conveniencia, agilidad y, en muchos casos, porque no implica los gastos de mantenimiento de un vehículo motorizado, como puede ser una motocicleta o un automóvil.

Según datos del INEGI, tan solo en la Ciudad de México 20% de los hogares cuenta con al menos una bicicleta que usan como medio de transporte, es decir, 550 mil capitalinos (poco más de medio millón).

Si suponemos que cada una de estas familias hace al menos dos viajes al día (uno de ida y uno de regreso), estaríamos hablando de más de 1 millón de viajes en bicicleta diarios en la capital del país. Un millón de probabilidades diarias de riesgo, tan solo en la CDMX. Como ves, esta creciente demanda ha incrementado  la cantidad de situaciones de exposición al riesgo.

Hay que entender claramente una cosa: con una bici no solo corres el riesgo de que te la roben o te la desmantelen en algún poste  (o también dentro de tu propio domicilio), tú mismo estás expuesto a un percance vial cuando viajas en ella. Incluso piensa que, como ocurre con un auto o una moto, con una bicicleta también puedes poner en riesgo a terceros.

De ahí surge la necesidad de ofrecer y contratar un seguro de bicicleta. La buena noticia es que este tipo de seguro ya lleva algunos años ofreciéndose en nuestro país, lo que ha permitido a las aseguradoras ir afinándolo para atender y cubrir más satisfactoriamente las necesidades de este sector.

¿Qué cubre el seguro de bicicleta?

Como ocurre con la mayoría de los seguros, no existe un solo producto ni una sola aseguradora que lo ofrezca, sin embargo, la mayoría los pone a precios muy accesibles. Las pólizas pueden variar de una a otra, pero aquí recogemos las coberturas más comunes que vas a encontrar:

  • Robo de bicicleta
  • Daños por transportación
  • Responsabilidad civil por daños a terceros
  • Gastos médicos
  • Pérdida de órganos o miembros
  • Muerte accidental
  • Asistencia mecánica
  • Asistencia médica
  • Asistencia legal

En algunas ocasiones las coberturas están condicionadas al uso que declares que le das a tu bicicleta, pues a partir de éste se determina el nivel de riesgo. No es lo mismo cubrir la actividad de alto desempeño de un ciclista deportivo que la de una persona que usa su bicicleta para salir a pasear los fines de semana, por mencionar un par de ejemplos.

Te aconsejamos que compares todas las opciones de coberturas que las diferentes aseguradoras ofrecen. Para ello, ponte en contacto con uno o varios agentes de seguros para recibir la asesoría que necesitas para encontrar tu seguro de bicicleta ideal.

Y recuerda, con tu seguro, seguro sí viajas más tranquilo en dos ruedas.

 

Chica en una bicicleta llamando a su seguro

¿Qué es el seguro de accidentes personales y cómo te protege?

Si hay algo que rompe con la tranquilidad de nuestras vidas y pone en riesgo nuestra estabilidad económica es sufrir un accidente. Un seguro de accidentes personales es el mecanismo de prevención más efectivo para protegerte financieramente, ya que te ayuda a solventar los gastos derivados del accidente, o bien, respalda económicamente a tu familia en caso de que fallezcas.

Te invitamos a seguir leyendo para conocer sus características.

Un seguro basado en el nivel de riesgo

Para determinar el monto de la suma asegurada y el alcance de tu póliza, la aseguradora revisa los riesgos que enfrentas cotidianamente, de acuerdo con tu actividad laboral y estilo de vida. Porque no es el mismo nivel de riesgo esperado en profesiones relacionadas con labores administrativas que quienes trabajan en alturas, o el de jóvenes y adultos mayores, por mencionar algunos ejemplos.

Coberturas del seguro de accidentes personales

Las coberturas que pueden ofrecerte los diferentes seguros de accidentes personales son:

Muerte accidental. Si pierdes la vida por causa de un accidente, tus beneficiarios reciben la suma asegurada contratada.

Pérdida orgánica o de algún miembro. Si está especificado en las condiciones generales de la póliza, se te paga el porcentaje que se indica de la suma asegurada contratada por este concepto.

Incapacidad total o parcial. Se te indemniza si sufres un accidente que te incapacite para el desempeño de tu trabajo diario, ya sea parcial o totalmente, según las condiciones de la póliza.

Reembolso o pago directo de gastos médicos. Si tuviste que someterte a un tratamiento médico, intervención quirúrgica, hospitalización o requeriste servicios de enfermería, ambulancia o medicinas, el seguro te reembolsa esos gastos hasta la cantidad contratada por este concepto.

En algunas ocasiones no tienes que preocuparte por los gastos y que luego te reembolsen, ya que la aseguradora puede hacer el pago directo al hospital o clínica. Algunas aseguradoras ofrecen planes con acceso libre o limitado a un grupo de hospitales o médicos con los que tiene convenio y vale la pena que lo consideres si decides contratar un seguro de accidentes personales.

Sin duda, muchos accidentes se pueden evitar, otros no, pero en cualquiera de los casos podemos prevenirnos con un seguro que proteja nuestra estabilidad financiera o patrimonio.

Acércate a tu agente de seguros y asesórate para conocer la opción que más te conviene. Con tu seguro, seguro sí vivirás tu día a día con mucha mayor tranquilidad.

 

Mujer con su pareja en una clínica tras un accidente

¿Por qué contratar un seguro educativo para tus hijos?

De todos los propósitos que hiciste para este 2021, estamos seguros de que tus metas familiares ocupan un lugar importante. Si tu prioridad es el bienestar de tus hijos y poder ofrecerles un gran futuro, sin duda, la mejor inversión que puedes hacer para ellos está en su educación con un seguro educativo.

Se trata de un aliado que te permite hacer un guardadito con anticipación para poder cubrir los gastos de la universidad de tus hijos.

A continuación, te explicamos sus los beneficios frente a otros instrumentos de ahorro.

 

Blinda su futuro

 

Un seguro educativo es un producto financiero que pagas periódicamente y que te garantiza una suma asegurada que tu hijo podrá cobrar al cumplir la mayoría de edad para cubrir sus gastos universitarios.

La clave está en que te garantiza la suma. A diferencia de otros productos financieros que solo te permiten invertir y obtener rendimientos a lo largo del tiempo, un seguro educativo te brinda protección contra cualquier riesgo que pudiera afectar el cumplimiento de la meta de ahorro.

Así que al contratarlo no solo adquieres un instrumento de inversión a largo plazo, si no que además obtienes la protección necesaria para que tu hijo pueda cobrar la suma asegurada, incluso en caso de invalidez o fallecimiento de quien paga el seguro.

Está genial, ¿no crees? Ahora ya sabes por qué con tu seguro #SeguroSí puedes darles un mejor futuro a tus hijos. Infórmate con tu agente de seguros.

 

 

Niña sosteniendo alcancía de cochinito

Protege a tus hijos con un Seguro Educativo

Un Seguro Educativo es un plan de ahorro que te brinda la garantía de que, al llegar a la mayoría de edad, tus hijos recibirán el dinero invertido para seguir estudiando la universidad sin preocupaciones.

La educación requiere cantidades de dinero que no se pueden ahorrar de la noche a la mañana, por lo que planear con anticipación estos gastos debe ser crucial.

Un seguro educativo, se contrata a través de una aseguradora y los pagos de las primas pueden ser mensuales, trimestrales o anuales, dependiendo de la cobertura y condiciones del seguro que elijas.

Cuando tu hijo (a) cumpla la mayoría de edad, el plazo termina y podrá recibir el ahorro en un solo pago, en mensualidades o en un fideicomiso, según se haya convenido previamente con la aseguradora.

¿De qué se compone un Seguro Educativo?

 Ahorro: Son las aportaciones periódicas que realizas.

Protección: Cubre riesgos qué podrían afectar el cumplimiento de la meta de ahorro.

Inversión: El dinero acumulado genera un rendimiento y se capitaliza con el tiempo para que no pierda su poder adquisitivo.

Antes de contratar un Seguro Educativo debes:

  1. Comparar precios y beneficios
  2. Conocer características.
  3. Cumplir los requisitos.
  4. Revisar restricciones y condiciones de pago
  5. Definir la forma de contratación: Pesos Mexicanos o Dólares.

Recuerda que la mejor forma de asegurar el futuro de tus hijos es contratando un Seguro Educativo. #NadaEsSeguroTuSeguroSí

¿Es momento de ahorrar?

No es secreto que tus metas financieras requieran de un capital para hacerse realidad y que el camino más viable sea ahorrando, por eso es importante conocer la forma en la que puedes ahorrar dinero para tu futuro.

Cuando aprendes a ahorrar, no solo aportas una suma de dinero de tus ingresos, sino que desarrollas una mentalidad financiera a largo plazo que te permitirá llevar un estilo de vida más favorable.

Pero, te has preguntado, ¿por qué no has comenzado a ahorrar?

Si no tienes dinero para ahorrar, algo estás haciendo mal con tus finanzas. Conoce algunos de los errores más comunes:

Confundir tus ahorros con un fondo de emergencia:

Existen tres conceptos totalmente diferentes: un ahorro para invertir, un fondo de emergencia y un fondo para gastar. La mayoría de las personas piensan que estos tres fondos tienen la misma finalidad. El dinero que ahorras debes invertirlo, no utilizarlo en gastos innecesarios a final de año o para cubrir emergencias familiares. Para estos gastos debes tener otros fondos.

Ahorrar tu dinero antes de gastarlo:

Si tienes dinero disponible en tu cuenta, es posible que encuentres maneras de gastarlo. Para evitar esto, puedes automatizar tus ahorros o tener una cuenta bancaria aparte que no tengas disponible los fines de semana.

No tener objetivos de ahorro:

Si no tienes una meta financiera, no tiene ningún sentido que quieras aprender cómo ahorrar. Establece una fecha límite y un monto que deseas alcanzar para comprar un bien. Cumplir tu objetivo te motivará a seguirlo haciendo.

 Ahorrar sin pagar tus deudas:

Lo ideal es que primero aprendas como salir de tus deudas, evitando pagar intereses altos con el tiempo.

 Si realmente estás interesado en alcanzar tu independencia financiera, debes tener muy claro que aprender cómo ahorrar es el primer paso.

El ahorro depende de tus hábitos, revisa tus gastos diarios y evita esas situaciones o momentos en los que sabes qué gastarás dinero innecesario.

Recuerda que no se trata de dejar de vivir y disfrutar, sino de tener claras tus prioridades y actuar con base en ellas. Ahorrando para tu futuro #NadaEsSeguroTuSegurosi

 

Seguro de Viaje

Actualmente viajar es el hobbie y sueño de muchas personas. Por lo que al planear un viaje lo primero que consideramos es el hospedaje, los boletos de avión, tours, trenes, etc.

Sin embargo, no debemos olvidar contratar un Seguro de Viaje que nos permita estar protegidos en todo momento y poder disfrutar tranquilamente nuestro destino.

De acuerdo con datos de AMIS, en los últimos años, la contratación de Seguros de Viaje ha aumentado considerablemente. Cada vez son más las personas que se preocupan por estar protegidas y disfrutar sus vacaciones.

Pero.. ¿qué es un Seguro de Viaje? Nosotros te lo explicamos.

Es un contrato en el cual una compañía aseguradora te ofrece coberturas pensadas para solucionar posibles daños, accidentes, imprevistos e inconvenientes que puedan suceder al viajar.

Al contratar un Seguro de Viaje adquieres beneficios como:

-Asistencia médica 24/7 por la duración de tu viaje.

-Gastos por cambios de vuelo a causa de alguna enfermedad o imprevisto.

-Protección de equipaje: Puedes recibir asistencia para localizar tu equipaje en cualquier parte del mundo. Además de indemnización en caso de pérdida del mismo.

-Protección por accidentes fuera del país.

-Responsabilidad Civil.

-Muerte accidental.

El costo de un Seguro de Viaje varía de acuerdo con el tipo de cobertura que se requiera, la edad de la persona, el destino, la duración de la estadía, las condiciones médicas en las que se encuentre el asegurado y el grado de riesgo de las actividades que vayan a realizar.

Actualmente existen distintas compañías de seguros que ofrecen este seguro, por lo que es recomendable revisar diferentes opciones y contratar la que más se adapte a tus necesidades.

Planea tus vacaciones de la mejor manera y sin ninguna preocupación.

Recuerda que #NadaEsSeguroTuSeguroSí

Seguro Agropecuario

México figura entre los 10 países más afectados en el mundo por desastres naturales en los últimos 20 años. Entre agosto y septiembre del 2017, nuestro país enfrentó 4 terremotos de alto impacto, 2 tormentas tropicales (Beatriz y Adrián) y 3 huracanes (Max, Katia y Harvey).

Actualmente los principales riesgos que afectan el ingreso de los productores agrícolas son los fenómenos meteorológicos y el incremento en la volatilidad de los precios de los alimentos.

Ante  estos riesgos, los productores enfrentan una gran incertidumbre en el resultado de sus operaciones, de ahí la relevancia de que cuenten con mecanismos de protección financiera, siendo el más importante de éstos el SEGURO.

El Seguro Agropecuario es un mecanismo diseñado para dar continuidad a los procesos productivos derivados de factores no controlables por el agricultor, tales como el clima, plagas y enfermedades. Además, contribuye al desarrollo de la economía, fomentando la prevención, mitigación y protección efectiva de los riesgos del gobierno, las empresas, los individuos y las familias.

El Seguro Agropecuario es el instrumento más idóneo para la resiliencia y el desarrollo del campo mexicano.

Algunos de los beneficios de contar con este tipo de seguro son:

  • Compensación por pérdidas de producción y daño a los activos productivos.
  • Ayuda a distribuir el riesgo y la carga de la recuperación entre el sector público y privado.
  • Puede incentivar la inversión reduciendo el riesgo.
  • Permite adoptar cultivos más productivos aun cuando resulten más riesgosos.
  • Mejora el acceso a servicios financieros y al mercado para hogares de bajos ingresos.

México cuenta con un avanzado sistema de seguros destinado a proteger al sector agropecuario del impacto de eventos adversos o emergencias de mayor escala, transfiriendo el riesgo catastrófico al mercado asegurador especializado nacional e internacional.

¡Contacta a tu agente de seguros y elige la mejor opción!

Recuerda que ante cualquier adversidad, #NadaEsSeguroTuSeguroSí

Seguro de viaje

Seguro de Viaje

¿Ya estás planeando tus vacaciones de Verano?

Hospedaje, transporte y actividades son algunos de los puntos que debes tomar en cuenta al planear tus viajes, pero ¿ya consideraste contratar un seguro que te proteja esos días?

Durante un viaje los riesgos de sufrir algún incidente aumentan.  Pérdida de equipaje, problemas con tu reservación o incluso padecer alguna enfermedad, son parte de los imprevistos que puedes tener y de los que un Seguro puede protegerte.

Aunque contar con un Seguro de este tipo no es obligatorio para viajar, si es recomendable contratarlo y revisar bien la póliza dependiendo del viaje que vayas a realizar y con mayor atención si es en el extranjero ya que un problema médico puede resultar muy costoso en otro país.

Dependiendo de la cobertura que contrates un seguro de viaje te cubre:

  • Emergencias médicas
  • Cobertura ante perdida de equipaje
  • Demoras en tu transporte   
  • Muerte Accidental
  • Responsabilidad Civil

Si estás planeando tus vacaciones, es momento de acercarte a tu agente para encontrar la mejor póliza que se adapte a cada uno de tus planes.

#NadaEsSeguroTuSeguroSí