Archive for the ‘Negocios’ Category

Seguro para pymes: ¿por qué contratarlo para tu empresa?

Construir y echar a andar una pequeña o mediana empresa es el sueño hecho realidad de muchas personas. No es fácil, cuesta mucho esfuerzo, capital y demanda grandes sacrificios. Por eso, proteger esa enorme inversión de dinero, tiempo y trabajo es primordial para mantener a flote el sueño. Es aquí donde entran el seguro para pymes y empresas. Si aún no sabes cómo funcionan, qué opciones existen y, sobre todo, por qué debes contratarlos, no te despegues, pues en las siguientes líneas te lo vamos a explicar.

Transferir el riesgo a otros: tu mejor estrategia

Cualquier empresa está expuesta a riesgos. Desde no poder continuar por falta de dinero, hasta sufrir daños en sus instalaciones por culpa de una catástrofe; sin olvidar los riesgos cibernéticos –un problema creciente en México– y el peligro físico al que se exponen los empleados, por mencionar solo algunos.

Pero ¿qué pasaría si pudieras tener un “socio estratégico” que te permitiera absorber los costos monetarios de esos riesgos para que tú no te preocupes por salir adelante en caso de que algo suceda? La buena noticia es que existen empresas que se encargan de hacerlo y te garantizan la indemnización parcial o total del daño provocado por ciertos eventos extraordinarios o que pueden ocurrir en el día a día: las aseguradoras.

Al contratar un seguro para pymes o o empresas, pagas solo una prima de manera periódica por el paquete de beneficios que cubra la póliza en caso de que suceda un evento estipulado en las cláusulas. El pago de esta prima es considerablemente mucho menor que si tuvieras que solventar todos los gastos derivados de un evento adverso.

Seguros para pymes y empresas más comunes

Contratar seguros no es exclusivo de las grandes compañías; la oferta es tan diversa y personalizable, que muchas pymes acuden a ellos. Y si hay algo que nos ha enseñado la pandemia es lo impredecible que pueden volverse las cosas, por lo que cualquier emprendedor o dueño de negocio debería contemplar al menos un seguro dentro de su planeación y presupuestos.

Entre el extenso portafolio que actualmente se ofrece a las personas morales o empresas en México, estos son los más comunes:

  • Seguro empresarial. Protege a tu empresa ante cualquier riesgo derivado de su actividad empresarial. Dependiendo de la cobertura, puede incluir desde protección de daños a las instalaciones hasta responsabilidad civil por daños a terceros y pagos en caso de cese de la actividad comercial por causas estipuladas en la póliza.
  • Seguro para autos y flotillas. Brinda protección para toda tu plantilla vehicular. La cobertura puede incluir desde responsabilidad civil o incluso robo de unidades o pérdidas por siniestros.
  • Seguro de accidentes y/o enfermedades para empleados. Te evita problemas de costosas demandas legales si alguno de tus empleados tiene un percance durante horas de trabajo.
  • Seguro de vida para empleados. Por lo regular, se otorgan como prestación adicional. Algunas aseguradoras ofrecen esta cobertura con descuento a la nómina, lo que resulta más barato para ellos que si lo contratan por fuera.
  • Seguro de hombre clave. Cubre el desbalance económico resultante del fallecimiento o invalidez prematuros de una persona considerada indispensable para la rentabilidad de la empresa.
  • Seguro de crédito o de impagos por terceros. Cubre el desbalance monetario producto del impago de las ventas a crédito de tu empresa o la insolvencia de tus clientes.

Las coberturas varían según la aseguradora, y sus montos máximos se personalizan de acuerdo con el nivel de respaldo que quieres obtener y el estudio de valoración de riesgo que la aseguradora haga de tu empresa.

Cabe resaltar que la póliza de un seguro para pymes y empresas suele tener muchos componentes técnicos, por lo que, antes de contratar, te recomendamos asesorarte muy bien con el apoyo de todo tu equipo, así como la información de tu agente de seguros.

No dudes en dar el siguiente paso en la protección de tu patrimonio empresarial. Con tu seguro, seguro sí creces más rápido.

 

Agente de seguro protegiendo un edificio empresarial

Seguro de Riesgos Profesionales / RC Profesional

Los riesgos en cualquier profesión están a la orden del día. Contar con un Seguro de Riesgos Profesionales, también llamado Responsabilidad Civil Profesional, se vuelve un gran aliado para evitar contratiempos a la hora de desarrollar actividades laborales. Todo profesional debe disponer de una póliza específica que cubra este tipo de situaciones a las que se expone debido a la actividad concreta que desempeña.

Un Seguro de Responsabilidad Civil profesional te protege si eres demandado por un error cometido durante el desarrollo de tu actividad y que haya generado perjuicio económico, personal o material a un tercero.

Te compartimos algunos puntos que cubre este Seguro:

-Pérdida de documentos

-Propiedad intelectual

-Difamación

-Indemnización por daños, perjuicios y daño moral

-Gastos y cobros de defensa

Si buscas desarrollar actividades manteniendo los riesgos profesionales a raya, debes contar con un Seguro que te respalde a ti y a tu empresa.

Para conocer más sobre las coberturas que te ofrece este Seguro, acércate a tu agente.

Recuerda que en cualquier situación #NadaEsSeguroTuSeguroSí

Recomendaciones en caso de accidentes o peligros en tu negocio

En ciertas ocasiones, y estando al frente de un negocio, nos enfrentamos a situaciones de riesgo y son muy pocos los segundos que tenemos para reaccionar. No hay dudas de que actuar de una manera prudente y correcta evita daños mayores que podrían resultar incalculables en cuanto a costos futuros. Pero entonces, ¿qué hacer en estos casos?
A continuación, te ofrecemos una lista de medidas a tomar para protegerte tú, a tu negocio, y a todas las personas que pudieran quedar expuestas ante tal riesgo.
  • En caso de terremotobaja las cuchillas alimentadoras de corriente (interruptor general) y cierra toda llave de gas.
  • Si huele a gas, no enciendas ninguna flama y llama a las autoridades de Protección Civil de tu comunidad.
  • En caso de incendiotoma medidas para evitar una mayor propagación del fuego, sin arriesgarte tú ni ninguna persona.
  • En todos los casos, llama a las autoridades de Protección Civil de tu comunidad.
  • Si se trata de un robo, en cuanto tengas conocimiento del hecho y no corra peligro tu integridad, trata de conservar las evidencias del mismo.
Es importante notar que estas medidas de seguridad y prevención deben aplicarse también en caso de un peligro en el hogar.

¿Un seguro para mi empresa? ¡Claro que entra en el presupuesto!

Son increíbles los riesgos a los que está expuestos las empresas hoy en día, muchas veces, hasta  los grandes empresarios por sus distintas labores descuidan la protección de su patrimonio.

Sabemos de antemano que el éxito de una empresa requiere de elementos importantes, desde desarrollar nuevos productos, identificar oportunidades, planeación anticipada, cartera de clientes y protección de sus materias primas, maquinaria y sobre todo equipo humano. Son muchos también, los riesgos a los que se puede enfrentar una empresa mientras desarrolla su actividad. Problemas de comercio, robo intelectual, daños dolosos o incidentes a personal. La distintas situaciones conllevan a generar distractores de los gerentes.

Es imprescindible contar con el mejor soporte y respaldo en materia de seguros. Aquella empresa que anticipe problemáticas, que planifique la compra de un seguro en sus presupuesto podrá estar a tiempo para el día de mañana.

¿Pero, qué debo contemplar? Arme un presupuesto.

Un presupuesto, es un plan  de operaciones con recursos de la empresa, en pocas palabras es simplemente sentarse a planear lo que quieres hacer en el futuro y expresarlo en dinero.

Por lo tanto, cuando haces un presupuesto para tu empresa, en realidad lo que estás haciendo es planear a futuro.  Ahora que nos encontramos en cierres de año, será importante incluir un seguro para tu empresa en el presupuesto del siguiente año. La periodicidad entre presupuestos es determinante, maneja planes de corto, mediano y largo plazo. Normalmente, se hacen con una base anual, pero dependerá de los movimientos y producción que realice, pero con un plan para los próximos 3 o 6 meses, será mas que suficiente.

No importa el tamaño de tu negocio. Acércate con nosotros para brindar una asesoría completa  y buscar las pólizas de seguro más adecuadas para que usted y su empresa se protejan todo el tiempo.

 

Seguridad vehicular, una manera inteligente de proteger tu negocio

Los emprendedores y propietarios de pequeñas empresas, se enfrentan a nuevos retos cada día; uno de ellos es la necesidad de invertir en seguridad vehicular. Sabiendo que por cada año ocurren casi seis millones de accidentes de tránsito, no contar con un seguro de protección se convierte en todo un riesgo. No conviertas tu inversión en un gasto.

Ya sea que use una unidad particular o una flotilla de camionetas para cumplir su trabajo, se puede dar protección a todo vehículo, mediante una cobertura de responsabilidad civil,  la limitada o la amplia, todo dependerá de un plan financiero y administrativo.

Habrá que contemplar los siguientes preguntas, previo a buscar ese seguro que más se adecue a las necesidades del negocio:

  •       ¿Sus empleados usan sus propios automóviles para hacer entregas?
  •       ¿Se realizan visitas de ventas, levantamiento de materiales y hacer otros mandados para su negocio?
  •       ¿Tiene protección contra alguna demanda o juicio legal?
  •       ¿Sus empleados conducen sus propios automóviles con fines comerciales?
  •       Y en caso del algún incidente, ¿tienes el respaldo económico para responder?

Si dijo que sí a alguno de estos aspectos, usted podría ser responsable de cualquier accidente que ellos ocasionen. Incluso si sus empleados utilizan ocasionalmente automóviles para repartir algunos artículos, no permita que esto le reporte pérdidas financieras. Proteja su negocio con una cobertura de responsabilidad civil para el uso de automóviles que no son los propios.

No se preocupe, normalmente las coberturas son respaldadas por la solidez financiera de una compañía aseguradora, pero si no tiene aún, ¿qué es lo que está esperando?

 

Conoce cómo proteger tu patrimonio asegurando tu negocio

Proteger tu negocio con un seguro es la mejor forma para evitar pérdidas a tu patrimonio y el de los demás contra daños sufridos a causa de un suceso inesperado, pues su objetivo principal consiste en la indemnización de perjuicios provocados en los bienes materiales o económicos del negocio o de otras personas.

Si eres un pequeño empresario, tu inversión y patrimonio  deben estar protegidos para asegurar tu estabilidad financiera y operativa.

No todos los riesgos o accidentes tienen las mismas consecuencias y por lo tanto, las coberturas de un seguro de daños se clasifican en diversas categorías, entre las que están:

  1. Coberturas de bienes y/u objetos, que cubre pérdidas materiales.
  2. Coberturas de responsabilidad civil, que garantizan la indemnización a terceras personas por daño o lesión.
  3. Coberturas de pérdidas consecuenciales, que protegen la interrupción en las operaciones por daños.

La cobertura de responsabilidad civil es una de las más importantes, pues es una obligación jurídica que debemos asumir todos los días en nuestras actividades y que también aplica para los dueños de un negocio.

Con un seguro que incluya cobertura de  responsabilidad civil podrás responder ante posibles afectaciones  en  el patrimonio y vida de terceras personas en caso de un incidente.

Imaginemos este escenario: una falla en la operación provoca una pequeña inundación en tu negocio, que no sólo afecta tu establecimiento, sino la casa-habitación cercana.

¿Qué sucedería? Como un empresario responsable, deberías estar respaldado para este tipo de situaciones e indemnizar a los habitantes de la casa por el incidente, pues tu operación directa causó el daño a su inmueble.

Con la cobertura de responsabilidad civil evitarás arriesgar de cualquier forma el patrimonio de la empresa y tu futuro. Asesórate con un experto en seguros de negocios.

¿Un seguro para mi empresa? ¡Claro que entra en el presupuesto!

Son increíbles los riesgos a los que está expuestos las empresas hoy en día, muchas veces, hasta  los grandes empresarios por sus distintas labores descuidan la protección de su patrimonio.

Sabemos de antemano que el éxito de una empresa requiere de elementos importantes, desde desarrollar nuevos productos, identificar oportunidades, planeación anticipada, cartera de clientes y protección de sus materias primas, maquinaria y sobre todo equipo humano. Son muchos también, los riesgos a los que se puede enfrentar una empresa mientras desarrolla su actividad. Problemas de comercio, robo intelectual, daños dolosos o incidentes a personal. La distintas situaciones conllevan a generar distractores de los gerentes.

Es imprescindible contar con el mejor soporte y respaldo en materia de seguros. Aquella empresa que anticipe problemáticas, que planifique la compra de un seguro en sus presupuesto podrá estar a tiempo para el día de mañana.

¿Pero, qué debo contemplar? Arme un presupuesto.

Un presupuesto, es un plan  de operaciones con recursos de la empresa, en pocas palabras es simplemente sentarse a planear lo que quieres hacer en el futuro y expresarlo en dinero.

Por lo tanto, cuando haces un presupuesto para tu empresa, en realidad lo que estás haciendo es planear a futuro.  Ahora que nos encontramos en cierres de año, será importante incluir un seguro para tu empresa en el presupuesto del siguiente año. La periodicidad entre presupuestos es determinante, maneja planes de corto, mediano y largo plazo. Normalmente, se hacen con una base anual, pero dependerá de los movimientos y producción que realice, pero con un plan para los próximos 3 o 6 meses, será mas que suficiente.

No importa el tamaño de tu negocio. Acércate con nosotros para brindar una asesoría completa  y buscar las pólizas de seguro más adecuadas para que usted y su empresa se protejan todo el tiempo.

¿Cómo y por cuánto me puedo asegurar?

A la hora de asegurar un negocio, los beneficiarios se encuentran con muchas preguntas que quieren e intentan resolver a la brevedad. Las primeras en surgir son: “¿Cuánto cuesta asegurar un negocio?” “¿Cómo y por cuánto me puedo asegurar?”. Nada es para alarmarse, porque éstas son preguntas muy frecuentes y, afortunadamente, tienen respuesta.
Por supuesto que cada caso es particular y los Asesores Profesionales de Seguro serán quienes mejor puedan guiarlos en la tarea de resolver las dudas y preguntas. Sin embargo, aquí ofrecemos algunos requisitos y recomendaciones que pueden ser un primer acercamiento hacia la decisión de asegurar un negocio.
  • El monto o suma asegurada correcta dependerá en cada caso de los valores que se puedan asignar y acreditar (en caso de mobiliario, equipo, y otros bienes).
  • Para cada bien y riesgo cubierto, se recomienda asignar los montos consultando a su Asesor Profesional de Seguros.
  • Una vez que se ha reunido la información anterior, determine con el apoyo de su Asesor Profesional de Seguros el costo que corresponde a cada caso y a partir de ello, seleccionar en función de la capacidad de pago, los bienes y riesgos que van a asegurarse.
  • Es importante que excluya el valor del terreno para el cálculo del valor de aquello que va a proteger.
  • Es importante considerar que en el caso de que el inmueble ya esté asegurado, se analice la conveniencia de contar con la cobertura de Responsabilidad Civil del negocio.

¡Protege tu negocio!

Todo negocio está expuesto a diversos riesgos que pueden afectar a los bienes requeridos del mismo. Frente a estos riesgos, el seguro actúa como un escudo de protección que te garantiza el pleno funcionamiento del negocio y la continuación de las actividades.
Los bienes y los principales riesgos que se pueden asegurar son:
  • El inmueble contra incendio, explosión, terremoto y/o Erupción Volcánica y Fenómenos hidrometeorológicos como tales avalanchas de lodo, granizo, helada, huracán, inundación, inundación por lluvia, golpe de mar, marejada, nevada y vientos tempestuosos (los últimos dos en las zonas del país donde suelan presentarse ese tipo de fenómenos naturales).
  • Mobiliario y equipo contra los mismos riesgos del apartado anterior.
  • Mercancías, contra los riesgos anteriores y el asalto o robo de las mismas.
  • Cristales y anuncios luminosos instalados en el inmueble contra todo riesgo.
  • Equipo electrónico de uso especial (cuando no sea precisamente la mercancía objeto del negocio).
  • La Responsabilidad Civil que resulte por daños al inmueble en caso de que éste sea arrendado.
  • La Responsabilidad Civil en que pueda incurrirse por la fabricación, exhibición y/o venta de las mercancías.
  • Dinero y o valores en caja o mientras se transportan hacia rutas específicas relacionadas con el negocio, bancos, proveedores o clientes.
Cada uno o todos de los bienes señalados pueden ser protegidos contra los riesgos especificados en cada caso.  Para ello, es fundamental consultar a un Asesor Profesional de Seguros, quién efectuará el análisis necesario y te podrá formular una propuesta a la medida de tu negocio.