Archive for the ‘Negocios’ Category

5 razones para contratar un seguro cibernético para tu empresa

Hoy en día, el manejo de información es indispensable para realizar casi cualquier intercambio comercial entre empresas o con clientes. Esto motiva a los hackers a desafiar los límites de la legalidad y la ética y poner en jaque el funcionamiento de las empresas, sin importar su tamaño. Por eso, te traemos 5 razones para contratar un seguro cibernético para tu empresa que te protegerán a ti y a tu empresa en caso de vulnerabilidad de la información.

Razón #5: los ciberdelitos están al alza

El auge de los ciberdelitos en México es un fenómeno complejo que ha crecido en la medida en que las técnicas de ingeniería social y fraude cibernético se han sofisticado.

Se estima que, hasta el primer semestre de 2021, los correos falsos aumentaron 350%, mientras que los correos electrónicos maliciosos –que contienen archivos o enlaces para el robo de datos y hackeo– crecieron 600%. Asimismo, las denuncias por fraude y extorsión aumentaron de 37 a 44% con respecto al mismo periodo de 2020.

El sector más afectado es el de las pymes. Datos de la empresa de seguridad Fortinet revelan que diariamente se cometen, en promedio, 427 millones de ataques a empresas y personas en México.

Razón #4: un ataque tiene efectos impredecibles

Un ataque cibernético no solo puede concluir en robo de datos e información. Una de sus consecuencias más impredecibles para tu empresa es que tiene el poder de parar tus operaciones.

¿Cómo es esto posible? Un hacker puede secuestrar datos, información y equipo fundamental para llevar a cabo tus operaciones, como computadoras, maquinaria y aparatos médicos, y someterte a una extorsión para liberar tus operaciones. Parece un escenario extremo, pero la ciberextorsión es más común de lo que crees.

Y aunque las pérdidas causadas por el paro de operaciones pueden ser muy costosas, la pesadilla no termina ahí. La información sensible puede seguir en manos de cualquiera.

Razón #3: puede generar diversos tipos de costos

Los costos monetarios pueden ir desde un pago altísimo producto de una ciberextorsión hasta las pérdidas monetarias por detener todas o una parte de tus operaciones. Pero piensa que los costos también pueden ser de otra índole.

 El principal desastre es ver arruinada tu empresa: su reputación e imagen se verá dañada, lo que puede desembocar en una desastrosa huida de clientes. Tu capacidad de generar negocio –ya no digamos de mantener el que tenías– se reducirá, al igual que el éxito y la rentabilidad durante largo tiempo.

Aunado a eso, con el robo de información se te puede ir uno de los activos más valiosos y difíciles de conseguir: la información de tus clientes y prospectos.

Razón #2: necesitas un aliado ante las crisis

Un seguro cibernético puede ofrecerte diversos servicios de respuesta en situaciones en las que tu empresa ha sido vulnerada.

Acércate a las aseguradoras a través de nuestro directorio, compara sus diferentes servicios y coberturas y elige la que mejor se adapta a tus necesidades.

Razón #1: tu empresa no hace gastos innecesarios, invierte 

Es imposible que las empresas, incluso los grandes corporativos, puedan blindar al 100% sus operaciones, ya que el riesgo sigue latente en cualquier parte del proceso o incluso en cada uno de los miembros del personal. Lo que sí pueden hacer es protegerse antes de ser víctimas de la ciberdelincuencia.

En ese sentido, un seguro de riesgos cibernéticos para tu empresa es una inversión. Te permite reponerte financieramente en diferentes situaciones en que tu empresa haya sufrido algún delito cibernético, incluidas la extorsión y pérdidas monetarias por interrupción de actividades; recuperación y reemplazo de los datos comprometidos; recuperación de dinero en caso de fraude por robo de información, así como cargos, multas y penalizaciones vinculadas con el incidente.

 Adicionalmente, puede proteger la responsabilidad de tu empresa en caso de que un tercero entable reclamos en tu contra, tales como pago a personas afectadas, gastos derivados con litigios, demandas e investigaciones, pago de acuerdos y sentencias.


El crecimiento de los ciberdelitos habla de un evidente aprovechamiento de vulnerabilidades, tanto en nuestros hábitos como en nuestros sistemas informáticos. Los investigadores señalan que la primera línea de defensa es el usuario y su capacidad de tomar la iniciativa de prevenir.

¿Qué estás haciendo tú para proteger a tu empresa? Contacta a un agente de seguros para recibir toda la asesoría que necesitas sobre la mejor protección: https://sitio.amis.com.mx/directorio/

contra la ciberdelincuencia, un seguro de riesgos cibernéticos

¿Qué es la responsabilidad civil en los seguros y por qué te conviene protegerte?

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la responsabilidad civil es una figura jurídica que establece la obligatoriedad en la reparación o indemnización de daños y perjuicios provocados a terceros.

Pero ¿qué quiere decir esto, a ti en qué te afecta y por qué es importante tenerlo presente en tu vida cotidiana? En las siguientes líneas te mostraremos cómo un concepto aparentemente tan ajeno puede cambiarte la vida.

¿Puedes hacer algo al respecto? Por supuesto. Y aquí te decimos qué.

Por qué debes tomar en serio la responsabilidad civil en general

En nuestro día a día estamos expuestos todo el tiempo a riesgos impredecibles. Piensa en el riesgo de sufrir un accidente camino al trabajo, que una motocicleta impacte contra tu auto en la carretera o el riesgo de perder los ahorros de toda tu vida en una mala inversión.

Pero casi siempre cuando hablamos de exposición al riesgo lo hacemos desde nuestra perspectiva, pensando en eventos que nos afectan directamente a nosotros, en situaciones en las que tú sales afectado. ¿Qué hay de aquellas situaciones en las que otros salen afectados por tu culpa, aún cuando no era tu intención?

La responsabilidad civil tiene que ver con el riesgo de provocar daños involuntarios a terceros, ya sea en su persona, su patrimonio o sus posesiones. Te obliga a responder ante esos daños, sea de manera cívica y consensuada o por la fuerza legal.

¿Cómo te afecta la responsabilidad civil?

Puesto que la responsabilidad civil te obliga a reparar el daño, el primer impacto que tiene sobre tu vida es directamente en tu bolsillo. Normalmente se trata de gastos inesperados, que no tenías contemplados hacer en la quincena o el mes, y te echa a perder tus finanzas.

Si tienes dinero para pagarlo, seguramente te va a desbalancear tus cuentas (quizá tendrás que usar dinero que tenías destinado para pagar otros gastos). Si no tienes para pagarlo en el momento, muy probablemente tendrás que recurrir a tus ahorros (que igual estabas juntando para otro fin) o pedir un préstamo, con los intereses que conlleva.

Pero en algunas ocasiones esos daños son tan costosos que difícilmente cualquier persona tiene esas cantidades disponibles. Por ponerte un ejemplo, piensa en el daño físico, incluso la muerte que podrías provocar a alguien en un accidente automovilístico.

Tu seguro: un as bajo la manga

El seguro entra aquí como tu salvador, porque paga las cuentas de tu responsabilidad civil en caso de que suceda. Al contratarlo, básicamente tú le estás transfiriendo los riesgos a la aseguradora para que tú no te preocupes por nada.

Así, en lugar de que tú desembolses para pagar los daños provocados a una persona, el seguro los cubre. Tú solo tendrás que asegurarte de pagar el deducible y mantenerte al día con el pago mensual, trimestral o anual de tu prima.

Varios tipos de responsabilidad civil en los seguros

¿Sabes cuántas situaciones de responsabilidad civil existen en la vida? Todas las situaciones que te puedas imaginar en las que tú o tus familiares provoquen daños a terceros. Y ni siquiera tiene que ser daños a personas: también incluye a tiendas, propiedades ajenas y hasta mascotas.

Por eso varios seguros te ofrecen diferentes formas de protección para ti o tus familiares en caso de incurrir a daños a terceros. Estos son los tipos más comunes de responsabilidad civil cubiertos por los seguros:

Profesional: te cubre por daños a terceros producto de tu actividad laboral.

Familiar: se ofrece con frecuencia dentro de la cobertura de los seguros de casa habitación y protege a los miembros de tu familia por daños que puedan causar fuera del hogar.

Viajes: un seguro temporal ideal para realizar viajes de trabajo o familiares sin preocupaciones.

Mascotas: también se ofrece en los seguros de casa habitación o de manera independiente y te protege ante los daños provocados por tu mascota.

Vehículos: es el seguro básico que en algunas regiones es obligatorio para conducir y protege al asegurado si provoca daños, lesiones o el fallecimiento de terceras personas.

Reconocer que el riesgo de provocar daños a terceros es tan real como cualquier otro y asumir la responsabilidad de nuestras acciones nos pone un paso adelante en la construcción de una sociedad más respetuosa, justa y armoniosa. Pero no significa que tengas que enfrentarlo solo.

Así que no lo pienses más y contrata un seguro de responsabilidad civil. No vivas presa del riesgo y continúa tu vida sin padecer una catástrofe en tus finanzas. Acércate a un agente de seguros para recibir toda la asesoría que necesitas.

 

Protégete si provocas accidentes a terceros

Seguro para pymes: ¿por qué contratarlo para tu empresa?

Construir y echar a andar una pequeña o mediana empresa es el sueño hecho realidad de muchas personas. No es fácil, cuesta mucho esfuerzo, capital y demanda grandes sacrificios. Por eso, proteger esa enorme inversión de dinero, tiempo y trabajo es primordial para mantener a flote el sueño. Es aquí donde entran el seguro para pymes y empresas. Si aún no sabes cómo funcionan, qué opciones existen y, sobre todo, por qué debes contratarlos, no te despegues, pues en las siguientes líneas te lo vamos a explicar.

Transferir el riesgo a otros: tu mejor estrategia

Cualquier empresa está expuesta a riesgos. Desde no poder continuar por falta de dinero, hasta sufrir daños en sus instalaciones por culpa de una catástrofe; sin olvidar los riesgos cibernéticos –un problema creciente en México– y el peligro físico al que se exponen los empleados, por mencionar solo algunos.

Pero ¿qué pasaría si pudieras tener un “socio estratégico” que te permitiera absorber los costos monetarios de esos riesgos para que tú no te preocupes por salir adelante en caso de que algo suceda? La buena noticia es que existen empresas que se encargan de hacerlo y te garantizan la indemnización parcial o total del daño provocado por ciertos eventos extraordinarios o que pueden ocurrir en el día a día: las aseguradoras.

Al contratar un seguro para pymes o o empresas, pagas solo una prima de manera periódica por el paquete de beneficios que cubra la póliza en caso de que suceda un evento estipulado en las cláusulas. El pago de esta prima es considerablemente mucho menor que si tuvieras que solventar todos los gastos derivados de un evento adverso.

Seguros para pymes y empresas más comunes

Contratar seguros no es exclusivo de las grandes compañías; la oferta es tan diversa y personalizable, que muchas pymes acuden a ellos. Y si hay algo que nos ha enseñado la pandemia es lo impredecible que pueden volverse las cosas, por lo que cualquier emprendedor o dueño de negocio debería contemplar al menos un seguro dentro de su planeación y presupuestos.

Entre el extenso portafolio que actualmente se ofrece a las personas morales o empresas en México, estos son los más comunes:

  • Seguro empresarial. Protege a tu empresa ante cualquier riesgo derivado de su actividad empresarial. Dependiendo de la cobertura, puede incluir desde protección de daños a las instalaciones hasta responsabilidad civil por daños a terceros y pagos en caso de cese de la actividad comercial por causas estipuladas en la póliza.
  • Seguro para autos y flotillas. Brinda protección para toda tu plantilla vehicular. La cobertura puede incluir desde responsabilidad civil o incluso robo de unidades o pérdidas por siniestros.
  • Seguro de accidentes y/o enfermedades para empleados. Te evita problemas de costosas demandas legales si alguno de tus empleados tiene un percance durante horas de trabajo.
  • Seguro de vida para empleados. Por lo regular, se otorgan como prestación adicional. Algunas aseguradoras ofrecen esta cobertura con descuento a la nómina, lo que resulta más barato para ellos que si lo contratan por fuera.
  • Seguro de hombre clave. Cubre el desbalance económico resultante del fallecimiento o invalidez prematuros de una persona considerada indispensable para la rentabilidad de la empresa.
  • Seguro de crédito o de impagos por terceros. Cubre el desbalance monetario producto del impago de las ventas a crédito de tu empresa o la insolvencia de tus clientes.

Las coberturas varían según la aseguradora, y sus montos máximos se personalizan de acuerdo con el nivel de respaldo que quieres obtener y el estudio de valoración de riesgo que la aseguradora haga de tu empresa.

Cabe resaltar que la póliza de un seguro para pymes y empresas suele tener muchos componentes técnicos, por lo que, antes de contratar, te recomendamos asesorarte muy bien con el apoyo de todo tu equipo, así como la información de tu agente de seguros.

No dudes en dar el siguiente paso en la protección de tu patrimonio empresarial. Con tu seguro, seguro sí creces más rápido.

 

Agente de seguro protegiendo un edificio empresarial

Seguro de Riesgos Profesionales / RC Profesional

Los riesgos en cualquier profesión están a la orden del día. Contar con un Seguro de Riesgos Profesionales, también llamado Responsabilidad Civil Profesional, se vuelve un gran aliado para evitar contratiempos a la hora de desarrollar actividades laborales. Todo profesional debe disponer de una póliza específica que cubra este tipo de situaciones a las que se expone debido a la actividad concreta que desempeña.

Un Seguro de Responsabilidad Civil profesional te protege si eres demandado por un error cometido durante el desarrollo de tu actividad y que haya generado perjuicio económico, personal o material a un tercero.

Te compartimos algunos puntos que cubre este Seguro:

-Pérdida de documentos

-Propiedad intelectual

-Difamación

-Indemnización por daños, perjuicios y daño moral

-Gastos y cobros de defensa

Si buscas desarrollar actividades manteniendo los riesgos profesionales a raya, debes contar con un Seguro que te respalde a ti y a tu empresa.

Para conocer más sobre las coberturas que te ofrece este Seguro, acércate a tu agente.

Recuerda que en cualquier situación #NadaEsSeguroTuSeguroSí

Recomendaciones en caso de accidentes o peligros en tu negocio

En ciertas ocasiones, y estando al frente de un negocio, nos enfrentamos a situaciones de riesgo y son muy pocos los segundos que tenemos para reaccionar. No hay dudas de que actuar de una manera prudente y correcta evita daños mayores que podrían resultar incalculables en cuanto a costos futuros. Pero entonces, ¿qué hacer en estos casos?
A continuación, te ofrecemos una lista de medidas a tomar para protegerte tú, a tu negocio, y a todas las personas que pudieran quedar expuestas ante tal riesgo.
  • En caso de terremotobaja las cuchillas alimentadoras de corriente (interruptor general) y cierra toda llave de gas.
  • Si huele a gas, no enciendas ninguna flama y llama a las autoridades de Protección Civil de tu comunidad.
  • En caso de incendiotoma medidas para evitar una mayor propagación del fuego, sin arriesgarte tú ni ninguna persona.
  • En todos los casos, llama a las autoridades de Protección Civil de tu comunidad.
  • Si se trata de un robo, en cuanto tengas conocimiento del hecho y no corra peligro tu integridad, trata de conservar las evidencias del mismo.
Es importante notar que estas medidas de seguridad y prevención deben aplicarse también en caso de un peligro en el hogar.

¿Un seguro para mi empresa? ¡Claro que entra en el presupuesto!

Son increíbles los riesgos a los que está expuestos las empresas hoy en día, muchas veces, hasta  los grandes empresarios por sus distintas labores descuidan la protección de su patrimonio.

Sabemos de antemano que el éxito de una empresa requiere de elementos importantes, desde desarrollar nuevos productos, identificar oportunidades, planeación anticipada, cartera de clientes y protección de sus materias primas, maquinaria y sobre todo equipo humano. Son muchos también, los riesgos a los que se puede enfrentar una empresa mientras desarrolla su actividad. Problemas de comercio, robo intelectual, daños dolosos o incidentes a personal. La distintas situaciones conllevan a generar distractores de los gerentes.

Es imprescindible contar con el mejor soporte y respaldo en materia de seguros. Aquella empresa que anticipe problemáticas, que planifique la compra de un seguro en sus presupuesto podrá estar a tiempo para el día de mañana.

¿Pero, qué debo contemplar? Arme un presupuesto.

Un presupuesto, es un plan  de operaciones con recursos de la empresa, en pocas palabras es simplemente sentarse a planear lo que quieres hacer en el futuro y expresarlo en dinero.

Por lo tanto, cuando haces un presupuesto para tu empresa, en realidad lo que estás haciendo es planear a futuro.  Ahora que nos encontramos en cierres de año, será importante incluir un seguro para tu empresa en el presupuesto del siguiente año. La periodicidad entre presupuestos es determinante, maneja planes de corto, mediano y largo plazo. Normalmente, se hacen con una base anual, pero dependerá de los movimientos y producción que realice, pero con un plan para los próximos 3 o 6 meses, será mas que suficiente.

No importa el tamaño de tu negocio. Acércate con nosotros para brindar una asesoría completa  y buscar las pólizas de seguro más adecuadas para que usted y su empresa se protejan todo el tiempo.

 

Seguridad vehicular, una manera inteligente de proteger tu negocio

Los emprendedores y propietarios de pequeñas empresas, se enfrentan a nuevos retos cada día; uno de ellos es la necesidad de invertir en seguridad vehicular. Sabiendo que por cada año ocurren casi seis millones de accidentes de tránsito, no contar con un seguro de protección se convierte en todo un riesgo. No conviertas tu inversión en un gasto.

Ya sea que use una unidad particular o una flotilla de camionetas para cumplir su trabajo, se puede dar protección a todo vehículo, mediante una cobertura de responsabilidad civil,  la limitada o la amplia, todo dependerá de un plan financiero y administrativo.

Habrá que contemplar los siguientes preguntas, previo a buscar ese seguro que más se adecue a las necesidades del negocio:

  •       ¿Sus empleados usan sus propios automóviles para hacer entregas?
  •       ¿Se realizan visitas de ventas, levantamiento de materiales y hacer otros mandados para su negocio?
  •       ¿Tiene protección contra alguna demanda o juicio legal?
  •       ¿Sus empleados conducen sus propios automóviles con fines comerciales?
  •       Y en caso del algún incidente, ¿tienes el respaldo económico para responder?

Si dijo que sí a alguno de estos aspectos, usted podría ser responsable de cualquier accidente que ellos ocasionen. Incluso si sus empleados utilizan ocasionalmente automóviles para repartir algunos artículos, no permita que esto le reporte pérdidas financieras. Proteja su negocio con una cobertura de responsabilidad civil para el uso de automóviles que no son los propios.

No se preocupe, normalmente las coberturas son respaldadas por la solidez financiera de una compañía aseguradora, pero si no tiene aún, ¿qué es lo que está esperando?

 

Conoce cómo proteger tu patrimonio asegurando tu negocio

Proteger tu negocio con un seguro es la mejor forma para evitar pérdidas a tu patrimonio y el de los demás contra daños sufridos a causa de un suceso inesperado, pues su objetivo principal consiste en la indemnización de perjuicios provocados en los bienes materiales o económicos del negocio o de otras personas.

Si eres un pequeño empresario, tu inversión y patrimonio  deben estar protegidos para asegurar tu estabilidad financiera y operativa.

No todos los riesgos o accidentes tienen las mismas consecuencias y por lo tanto, las coberturas de un seguro de daños se clasifican en diversas categorías, entre las que están:

  1. Coberturas de bienes y/u objetos, que cubre pérdidas materiales.
  2. Coberturas de responsabilidad civil, que garantizan la indemnización a terceras personas por daño o lesión.
  3. Coberturas de pérdidas consecuenciales, que protegen la interrupción en las operaciones por daños.

La cobertura de responsabilidad civil es una de las más importantes, pues es una obligación jurídica que debemos asumir todos los días en nuestras actividades y que también aplica para los dueños de un negocio.

Con un seguro que incluya cobertura de  responsabilidad civil podrás responder ante posibles afectaciones  en  el patrimonio y vida de terceras personas en caso de un incidente.

Imaginemos este escenario: una falla en la operación provoca una pequeña inundación en tu negocio, que no sólo afecta tu establecimiento, sino la casa-habitación cercana.

¿Qué sucedería? Como un empresario responsable, deberías estar respaldado para este tipo de situaciones e indemnizar a los habitantes de la casa por el incidente, pues tu operación directa causó el daño a su inmueble.

Con la cobertura de responsabilidad civil evitarás arriesgar de cualquier forma el patrimonio de la empresa y tu futuro. Asesórate con un experto en seguros de negocios.

¿Un seguro para mi empresa? ¡Claro que entra en el presupuesto!

Son increíbles los riesgos a los que está expuestos las empresas hoy en día, muchas veces, hasta  los grandes empresarios por sus distintas labores descuidan la protección de su patrimonio.

Sabemos de antemano que el éxito de una empresa requiere de elementos importantes, desde desarrollar nuevos productos, identificar oportunidades, planeación anticipada, cartera de clientes y protección de sus materias primas, maquinaria y sobre todo equipo humano. Son muchos también, los riesgos a los que se puede enfrentar una empresa mientras desarrolla su actividad. Problemas de comercio, robo intelectual, daños dolosos o incidentes a personal. La distintas situaciones conllevan a generar distractores de los gerentes.

Es imprescindible contar con el mejor soporte y respaldo en materia de seguros. Aquella empresa que anticipe problemáticas, que planifique la compra de un seguro en sus presupuesto podrá estar a tiempo para el día de mañana.

¿Pero, qué debo contemplar? Arme un presupuesto.

Un presupuesto, es un plan  de operaciones con recursos de la empresa, en pocas palabras es simplemente sentarse a planear lo que quieres hacer en el futuro y expresarlo en dinero.

Por lo tanto, cuando haces un presupuesto para tu empresa, en realidad lo que estás haciendo es planear a futuro.  Ahora que nos encontramos en cierres de año, será importante incluir un seguro para tu empresa en el presupuesto del siguiente año. La periodicidad entre presupuestos es determinante, maneja planes de corto, mediano y largo plazo. Normalmente, se hacen con una base anual, pero dependerá de los movimientos y producción que realice, pero con un plan para los próximos 3 o 6 meses, será mas que suficiente.

No importa el tamaño de tu negocio. Acércate con nosotros para brindar una asesoría completa  y buscar las pólizas de seguro más adecuadas para que usted y su empresa se protejan todo el tiempo.

¿Cómo y por cuánto me puedo asegurar?

A la hora de asegurar un negocio, los beneficiarios se encuentran con muchas preguntas que quieren e intentan resolver a la brevedad. Las primeras en surgir son: “¿Cuánto cuesta asegurar un negocio?” “¿Cómo y por cuánto me puedo asegurar?”. Nada es para alarmarse, porque éstas son preguntas muy frecuentes y, afortunadamente, tienen respuesta.
Por supuesto que cada caso es particular y los Asesores Profesionales de Seguro serán quienes mejor puedan guiarlos en la tarea de resolver las dudas y preguntas. Sin embargo, aquí ofrecemos algunos requisitos y recomendaciones que pueden ser un primer acercamiento hacia la decisión de asegurar un negocio.
  • El monto o suma asegurada correcta dependerá en cada caso de los valores que se puedan asignar y acreditar (en caso de mobiliario, equipo, y otros bienes).
  • Para cada bien y riesgo cubierto, se recomienda asignar los montos consultando a su Asesor Profesional de Seguros.
  • Una vez que se ha reunido la información anterior, determine con el apoyo de su Asesor Profesional de Seguros el costo que corresponde a cada caso y a partir de ello, seleccionar en función de la capacidad de pago, los bienes y riesgos que van a asegurarse.
  • Es importante que excluya el valor del terreno para el cálculo del valor de aquello que va a proteger.
  • Es importante considerar que en el caso de que el inmueble ya esté asegurado, se analice la conveniencia de contar con la cobertura de Responsabilidad Civil del negocio.