Hogar

El seguro de casa habitación: protección ante sismos

marzo 31, 2021

Los sismos o temblores pueden poner en riesgo casas, edificios, carreteras, postes, etc., lo que puede también resultar en daños físicos a nuestra persona o a nuestra casa. Te invitamos a seguir leyendo para conocer por qué debes contemplar un seguro de casa habitación dentro de tu plan de prevención y cómo te ayuda en caso de daños por un sismo.

La importancia de prevenir

Conocer qué hacer durante y después de un sismo puede reducir nuestras probabilidades de sufrir lesiones o mayores pérdidas materiales. Sin embargo, prevenir siempre será la mejor estrategia para enfrentar este y otros desastres.

Esto quiere decir que mantener la calma durante un sismo y ubicarte en los puntos de reunión en la calle es tan importante como las medidas preventivas que recomienda Protección Civil para salir bien librado:

  1. reubicar o asegurar objetos que puedan caer
  2. conocer los protocolos de seguridad de Protección Civil
  3. localizar previamente las salidas de emergencia
  4. preparar con tu familia una ruta de evacuación
  5. hacer simulacros o participar en los que organiza tu localidad
  6. preparar una mochila de emergencia con botiquín, linterna, radio de pilas, alimento enlatado
  7. contar con una copia de documentos oficiales importantes

Salvaguardar tu vida y la de todos los que te rodean se convierte en la prioridad cuando se trata de un sismo. Pero esto no significa que no puedas anticiparte y proteger tus bienes materiales y tu casa. La realidad es que puedes prepararte y recuperarlos sin que pasen años, gracias al seguro de casa habitación.

Un seguro de casa habitación como medida preventiva

Con un seguro de casa habitación podrás reparar los daños ocasionados por un sismo en el menor tiempo posible, ya que te ayuda a solventar los gastos, y evitar poner en riesgo tu estabilidad financiera.

Su protección puede abarcar desde las instalaciones fijas del inmueble hasta los contenidos de valor dentro de él, como muebles, electrodomésticos, joyas y obras de arte. Y no importa si no eres el propietario del lugar donde vives, pues igual lo puedes contratar si eres inquilino.

Un seguro de casa habitación además te cubre otros desastres, incluyendo: incendios, inundaciones, huracanes, granizadas, nevadas, vandalismo, robo y accidentes en tu casa que afecten a terceros (responsabilidad civil).

Consulta aquí los riesgos hidrometeorológicos que también te puede cubrir.

¿Hoy en día estás preparado financieramente para enfrentar un golpe económico si el día de mañana un sismo provocara daños en tu casa? Si tu respuesta es no, contacta inmediatamente a un agente de seguros para que te brinde la información sobre cómo prevenirte ante un desastre con un seguro de casa habitación.

Y si ya cuentas con uno, revisa tu póliza y asegúrate de que cubra los daños causados por sismos. Pues no debes olvidar que nuestro país se encuentra en una zona de alta actividad sísmica, que estos eventos no avisan y es mejor estar preparado.

Con tu seguro de casa habitación, seguro sí vives más tranquilo.

 

Protege tu patrimonio ante sismos con un seguro de casa habitación