Archive for the ‘Vida’ Category

Definiciones

Para poder entender cuál es la importancia de un seguro de vida, primero se deben comprender los términos relacionados a este tipo de seguro.
El seguro de vida:
El seguro es un instrumento financiero por el cual se otorga una suma asegurada en caso de fallecimiento, invalidez o supervivencia. En otras palabras, la aseguradora pagará a los beneficiarios la suma asegurada en caso de invalidez, supervivencia o muerte del asegurado, de acuerdo con las condiciones contratadas, siendo requisito fundamental que la póliza se encuentre en vigor.
La contratación:
Los seguros de vida se pueden adquirir a través de Asesores Profesionales de Seguros y bancos. En un seguro de vida, el asegurado puede elegir las coberturas de acuerdo con sus necesidades de protección y ahorro. La solicitud es el documento que recaba la información del solicitante y en caso de se aceptado formará parte del contrato de seguro.
Requisitos de asegurabilidad: 
Una vez entregada la solicitud, el asegurado deberá presentar todos los requisitos que la compañía necesite para precisar el costo del seguro y la aceptación del mismo.
La suma asegurada: 
Es el monto que se compromete a pagar la aseguradora, siempre y cuando haya sido contratada la cobertura.
Asegurado:
Es la persona cubierta en el contrato de seguro.
Beneficiario:
Persona o personas designadas en la póliza por el asegurado o contratante para recibir el beneficio del seguro. Los beneficiarios deben tener algún interés asegurable con el asegurado, es decir, deben tener una relación con el asegurado y una dependencia económica total o parcial de él. Estas relaciones son evidentes en el caso de matrimonio, hijos, hermanos menores en edad no productiva, padres, etc.
Costo del seguro: 
El costo de seguro es la prima estipulada en la carátula de la póliza, sujeta a variables tales como edad, estado de salud, ocupación, hábitos, entre otros. Todos los pagos relativos al contrato de seguro se efectuarán en moneda nacional. Cuando el plan esté contratado en otra moneda, se tomará el tipo de cambio vigente en el momento del pago. La forma tradicional de pago es anual, pero también se ofrecen formas de pago mensuales, trimestrales o semestrales con un recargo por pago fraccionado; muchas compañías cuentan con el cargo automático a tarjeta de crédito y cuenta de cheques. En términos generales, la suma asegurada total puede ser hasta 10 veces la percepción anual del asegurado o contratante.
Integrante:
Cualquier persona que forme parte del grupo o colectividad.
Grupo o Colectividad:
Vínculo o interés común que sea lícito, previo e independiente a la celebración del contrato de seguro.

La importancia del ahorro a temprana edad

Hablar de dinero a los niños puede ser una tarea compleja, para iniciar una etapa de ahorro con creces hay que comenzar un hábito que les dure toda la vida. Fomentar el ahorro, suele ser sencillo pero se convierte en un reto en estos días.

La última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera que hizo la CONDUSEF reveló que en nuestro país más de 45 millones de personas no suelen ahorrar, solamente un 36% de los adultos encuestados afirmó tener al menos un producto de ahorro formal y, dentro del ahorro informal, se encuentran distintos métodos de  recaudación de dinero grupal, una práctica poco segura.

Estos números reflejan la necesidad de fomentar una mayor cultura de ahorro a temprana edad, tomando en cuenta que el ahorro no solamente sirve para alcanzar metas, sino que, también es indispensable para cubrir cualquier tipo de emergencia como pudiera ser una enfermedad o desempleo, evitando recurrir a la familia o casas de empeño.

Los padres son los primeros que deben enseñar a los niños que pueden guardar una parte de su dinero para un fin.  Por la misma razón, te dejamos algunos consejos para iniciar un 2014 con intereses a tu favor.

Consejos básicos de ahorro:

Una forma de comenzar con esta práctica es retomando una tradición como la de la alcancía, ya que a esa edad (de cinco a 10 años) no es recomendable involucrar a los niños con una cuenta de banco

  • Fijar metas y enseñarles a hacer un presupuesto sencillo para cumplirlas
  • Motivarlos a que guarde mínimo 10% de su domingo en una alcancía, ésta no se podrá tocar hasta que se cumpla cierto periodo de tiempo
  • Predicar con el ejemplo: los niños siempre imitarán lo que hacen los padres, si ellos se dan cuenta de que están ahorrando, comenzarán a hacerlo también

Cómo empezar?

  • Hacer una lista de los que han sido tus ingresos y gastos en los últimos seis meses
  • Una vez detallada la lista, clasificar las necesidades, gustos y caprichos. De esta manera, podrán detectar las prioridades y eliminar gastos innecesarios, que acaban con la capacidad de ahorro
  • Establecer metas a corto, mediano y largo plazo, así como el camino a seguir para lograrlo
  • Finalmente, formalizar el ahorro bajo un esquema que nos evite tener el dinero a la mano y expuesto a ser gastado en cosas innecesarias
  • Ser conscientes que todo esfuerzo tiene su recompensa

 

¿Cuánto cuesta enfermarse?

Una enfermedad inesperada o un accidente pueden producir un desequilibrio, tanto emocional como económico en las familias.
¿Cuánto cuesta enfermarse?
  • Infarto: 40 millones de pesos.
  • Cáncer: más de 30 millones de pesos.
  • Influenza: 120 mil pesos en promedio.
Un Seguro de Gastos Médicos Mayores te brinda respaldo financiero para cubrir gastos de atención médica por motivo de una enfermedad o accidente.
La mayoría de quienes no cuentan con seguridad social, prefieren gastar de su bolsillo que invertir en un Seguro de Gastos Médicos Mayores.
¿Qué cubre un Seguro de Gastos Médicos Mayores?
  • Enfermedades.
  • Lesiones provocadas por accidentes.
  • Estudios de laboratorio, consultas médicas, medicamentos.
  • Hospitalización y urgencias.
  • Servicio de ambulancia.
  • Parto o cesárea.
*Dependiendo de cada compañía y del plan, éstas coberturas pueden estar incluidas o son opcionales con costo adicional.

Infórmate sobre las ventajas que un seguro de vida puede brindarte

¿Cómo definir a un seguro de vida? 

En pocas palabras, podríamos decir que la aseguradora pagará a los beneficiarios la suma asegurada en caso de invalidez, supervivencia o muerte del asegurado, de acuerdo a las condiciones contratadas, siendo requisito fundamental que la póliza se encuentre en vigor.

La solicitud es el documento que recaba la información del solicitante y en caso de se aceptado formará del contrato de seguro.
De acuerdo a tus necesidades de protección y ahorro, puedes contratar un seguro de vida que incluye planes de inversión.
Los seguros de vida más solicitados en el país son: Flexible o Universal, Tradicional con inversión y Tradicional.


Asegura tu familia y patrimonio. ¡Asegúrate de vivir y contrata un seguro de vida!

Seguros de vida, una inversión para ti y tu familia

Cuando un miembro de la familia llega a faltar, puede afectar la estabilidad  económica  de la familia entera. En México, el 25% de las causas de fallecimiento son debido a problemas cardio-circulatorios, por lo que  es muy importante acudir al médico frecuentemente.

En la actualidad, es muy fácil encontrar información sobre seguros, ya que las aseguradoras ponen a nuestra disposición atractivos planes con coberturas que se adaptan a nuestras necesidades. Por eso, es muy importante que sepas que cuando contratas un seguro de vida estás haciendo una inversión a largo plazo. No puedes saber qué pasará mañana, pero contarás con la garantía de que tu familia estará protegida.

Entendamos cómo funcionan los seguros de vida:

Los seguros de vida tienen el objetivo de proteger a quienes dependen económicamente de una persona, en el caso de que ésta llegue a faltar. Funciona básicamente así; existen dos sujetos importantes en el proceso: el asegurado  y el beneficiario.

El asegurado es la persona que contrata un seguro pagando una cantidad de dinero (prima) que puede ser anual, mensual, semestral o trimestral.  El beneficiario, es la o las personas que recibirán el pago de la suma asegurada en caso del fallecimiento o invalidez del asegurado.

Es muy importante aclarar previamente la cantidad de dinero, ya que ésta se ajustará al ingreso necesario para el sustento de la familia. El seguro de vida normalmente cubre casos como fallecimiento, pero sucede en ocasiones que el seguro llega a su vencimiento y el asegurado continúa con vida, en estas situaciones se le entrega la suma asegurada para cubrir sus necesidades en el retiro o en la vejez.

Existen seguros de vida que tienen otro propósito como los educativos o los de retiro, los cuales pueden ser solicitados con tu aseguradora  y tienen como fin el apoyar a tu economía en distintas situaciones.

Contratar un  seguro de vida, es una tarea sencilla.  No podemos saber qué pasará el día de mañana pero con un seguro contarás con la garantía de que tus seres queridos estarán protegidos. Comienza a invertir en tu futuro y en el de tu familia.

Asegura el futuro de tus hijos, contrata un Seguro Educativo

La educación es un instrumento de crecimiento y desarrollo profesional y personal. Lamentablemente, obtener una educación universitaria de calidad puede verse obstaculizado por los costos que ello implica, pues la inversión necesaria para estudiar en una universidad reconocida en el país oscila entre los 90 mil a los 115 mil pesos anuales, lo que implicaría estar pagando entre 8 mil y 12 mil pesos al mes.

Tan sólo de cada 100 niños que entran a la primaria, únicamente 4 se gradúan de una carrera. Para evitar que tus hijos pasen por esta situación, la mejor opción es proteger su futuro con un seguro educativo.

Este seguro, llamado también educacional,  es un plan de protección y ahorro para apoyar económicamente al asegurado en la educación profesional de sus hijos.

Es una inversión a largo plazo que tiene ventajas visibles sobre un ahorro individual en algún banco, pues con un seguro el monto asegurado no pierde valor adquisitivo y el dinero está asegurado aún cuando el padre o la persona que lo contrató ya no pueda seguir cubriendo las cuotas por discapacidad, enfermedad o fallecimiento.

El seguro educativo se compone de tres elementos:

  • Ahorro.- Cantidades fijas que tú determinas en la contratación del seguro y que pagas periódicamente para alcanzar una suma total que se entregará a tu hijo para su educación cuando el plazo se haya cumplido.
  • Seguro.-Cubre el riesgo contra invalidez o fallecimiento.
  • Inversión.- El ahorro acumulado crece con el tiempo para que no pierda su poder adquisitivo.

Por otro lado, si no estás buscando esta opción para tus hijos, es importante también mencionar que la oferta del seguro está abierta para asegurar a nietos, sobrinos, o cualquier familiar al que se desee garantizar una formación profesional.